La otra cara del Mundial en México

Aficionados mexicanos presencian el partido contra Sudáfrica en la plaza del Zócalo.
Image caption Miles de mexicanos se concentraron en la plaza del Zócalo de la capital para presenciar el partido.

Oficinas públicas y escuelas que suspendieron actividades para ver el primer encuentro del Mundial de Sudáfrica. Televisores en fábricas y comercios, restaurantes de Ciudad de México a toda su capacidad. Sindicatos que piden tolerancia ante el ausentismo laboral.

Es el balance del partido entre las selecciones de Sudáfrica y México, y que durante dos horas mantuvo semiparalizada a la capital del país.

La euforia por la copa mundial deja más que goles y emoción. Algunos sindicatos incluso pidieron comprensión a las empresas para permitir que los trabajadores faltaran a sus labores este viernes, y los días en que participe la selección mexicana.

Fue una negociación que se hizo desde la semana pasada, le dijo a BBC Mundo Fernando Salgado, secretario de Acción Política de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), una de las organizaciones sindicales más grandes del país.

"El acuerdo fue sobre todo con pequeñas empresas que no tienen problemas en parar sus actividades por un día. En las grandes compañías hay otras negociaciones", explicó.

Empresas consultoras en manejo de recursos humanos, como Manpower, han dicho que el ausentismo laboral podría ser de hasta el 20% durante el Mundial.

Día de asueto

En la televisión mexicana, estaciones de radio y algunos diarios el mensaje es que la selección que participa en la Copa de Sudáfrica es "la mejor de la historia".

Y es que en el equipo participan algunos jugadores que en 2005 ganaron la Copa Mundial de Fútbol Sub-17. Es el primer campeonato de ese nivel que conquista México en su historia.

Así, el entusiasmo por la jornada en Sudáfrica llevó a tomar medidas inusuales.

Por ejemplo Miguel Osorio, gobernador de Hidalgo, en el centro del país, decretó este viernes como día de asueto en su gobierno para permitir a los empleados ver la inauguración de la Copa.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), que con 300.000 afiliados es una de las organizaciones más grandes de América Latina, dijo que no permitirá sanciones a los maestros que suspendan clases.

"¿Por qué siempre piensan en castigar, por qué no mejor un llamado o un exhorto?, ¿Castigo por qué?", dijo a medios locales Elba Esther Gordillo, presidenta del SNTE.

Lo que falta

Image caption Muchas escuelas optaron por suspender las clases para que los alumnos vieran el partido.

La selección mexicana aún tiene como mínimo pendientes dos encuentros en la Copa de Sudáfrica, y en cada uno de ellos es previsible un alto nivel de audiencia.

Muchas empresas tomaron precauciones para evitar que baje la producción, como modificar la hora de comida para que coincida con el horario de los encuentros, colocar altavoces con la narración en vivo o grabar los partidos para proyectarlos en los momentos de descanso.

Si no se adoptan estas acciones el impacto puede ser importante, advierte Rafael Alatorre, consultor de Manpower.

"Es preferible invertir el par de horas del partido a perder toda la jornada laboral", dijo en conversación con BBC Mundo.

Hasta ahora no hay cifras sobre el nivel de ausentismo laboral en el país por el encuentro entre México y Sudáfrica que, a pesar del empate con que terminó, causó una gran euforia en miles de aficionados que festejaron el resultado como si fuera un triunfo.