Wimbledon: el partido de tenis más largo de la historia terminó con victoria de Isner

Wimbledon
Image caption John Isner (izq.) y Nicolas Mahut protagonizaron el partido más largo de la historia del tenis.

El estadounidense John Isner consiguió imponerse al francés Nicolas Mahut en el torneo de Wimbledon, en el que se convirtió en el partido más largo de la historia del tenis, que se prolongó durante tres días y tuvo una duración de 11 horas y 5 minutos.

Isner ganó por un inusual 6-4, 3-6, 6-7, 7-6 y 70-68.

Sólo el último set duró ocho horas y once minutos.

El partido, que ha pulverizado todos los récords mundiales, continuó este jueves en la primera ronda del torneo inglés, después de que fuera interrumpido dos veces, el martes y este miércoles, debido a la poca visibilidad en la pista.

Los espectadores que acudieron a la cancha el martes no sabían que habrían de esperar tres días para conocer el ganador del partido, ni tampoco que iban a asistir a un acontemiento histórico en muchos sentidos.

Jamás hubo un set más largo en tiempo, 491 minutos, ni juegos, 183.

Isner realizó un total de 112 saques directos y 103 Mahut. Con ello destrozaron este jueves el previo récord mundial mantenido por el croata Ivo Karlovic con 78.

El encuentro ha hecho historia al ser el partido más largo, con el set más largo, con el mayor número de juegos en un partido y más juegos en un set. También el del quinto set más largo en un gran torneo.

Se estima que entre los dos jugadores quemaron 16.000 calorías.

"Un poco cansado"

"Estoy un poco cansado", manifestó Isner en la cancha al finalizar el partido.

Y añadió: "Cuando juegas un partido así, con un ambiente como éste no te sientes cansado. El apoyo del público ha sido fabuloso".

Y se refirió a su adversario: "Mahut es un auténtico guerrero. Quiero compartir esto con él, fue un honor absoluto. Le deseo todo lo mejor".

Por su parte, Mahut también tuvo palabras bonitas para Isner: "Fue increíble jugar hoy. El público en los últimos tres días ha sido fantástico y John merecía ganar. Realizó saques impresionantes".

La duración del partido supera con creces al que hasta ahora era el más largo, de seis horas y 33 minutos, disputado en Roland Garros en 2004, cuando Fabrice Santoro batió a Arnaud Clement.

Cuando se interrumpió el juego este miércoles los jugadores habían estado batallando en la cancha durante 10 horas y siete minutos, habían alcanzado el quinto set y el juego estaba empatado en 59 a 59.

Image caption Esta es la cara que se quedó a Mahut tras perder un partido de 11 horas y cinco minutos.

En los cuatro torneos grandes (Abierto de Australia, Roland Garros, Wimbledon y Abierto de Estados Unidos) se resuelven los sets mediante un sistema de tie-break o desempate, excepto el último, que gana quien obtiene una diferencia de dos juegos.

No fue solo el partido más largo de la historia. Isner y Mahut han estado jugado en la cancha más tiempo en un sólo partido que el que empleó el año pasado Serena Williams para ganar el campeonato femenino de Wimbledon.

Parece que esta edición de Wimbledon está destinada a dejar hazañas para la posteridad.

Esta semama, la primera ronda entre Novak Djokovic contra Olivier Rochus, fue la que más tarde concluyó en la historia del torneo, mientras que un saque de Taylor Dent fue el más rápido del torneo inglés: la pelota viajó a 148 millas por hora.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.