Condenan al "sacerdote playboy"

Ferraris, villas de lujo, casinos y amantes en el sur de Francia constituían la vida secreta del sacerdote católico francés Antonio Videau, conocido como "el padre playboy", quien pagaba por sus excesos mediante el fraude y la apropiación ilegal de fondos.

Image caption El Vaticano dio a conocer que no disciplinará al sacerdote Videau.

Videau era párroco de Calacuccia, en la isla francesa de Córcega, y llegó a amasar una fortuna de US$3millones en veinte años, mediante la estafa, el robo de donaciones de caridad a la Iglesia y el alquiler de propiedad eclesiástica.

Incluso se apropió de US$750.000 pertenecientes a un arzobispo, luego de que se le designara ejecutor del testamento del jerarca de la Iglesia.

También, Videau explotaba a las monjas alquilando sus conventos para fiestas y actos sociales de carácter privado. El sacerdote fue condenado a dos años de presidio y a pagar una multa de US$135.000.

"Peregrinaje cultural"

Videau, de 64 años, gastaba el dinero a manos llenas para financiar una vida de villas de lujo y ferraris, al tiempo que invertía decenas de miles de dólares de fondos de la Iglesia en "peregrinajes culturales" a Las Vegas.

La fiscal Angelina Tomasi describió a Videau como una persona "manipulativa y predadora", que no sabe la diferencia entre el bien y el mal.

Y agregó que el sacerdote vivía con una amante en una villa de lujo en el sur de Francia.

El contador de la diócesis de Córcega, Bruno Serva, también recibió una multa de US$37.000 por complicidad en el fraude.

La secretaria de la diócesis, Marie-Therese Zavani, recibió una sentencia suspendida de seis meses de cárcel por aceptar US$15.000 de dinero robado a la Iglesia.

Según el corresponsal de la BBC en Roma, David Willeys, el Vaticano, asediado por la serie de escándalos de abso sexual de menores por parte de sacerdotes, ha estado haciendo todo lo posible por limitar el daño a la imagen y la credibilidad de una organización que exige ilimitada confianza de parate de sus feligreses.

En este caso, en particular, Roma, a pesar de la sentencia, no tiene planes de castigar al padre Videau. Un portavoz del Vaticano dijo que Videau "está jubilado y pagando por sus delitos".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.