La "violencia psicológica" en la pareja, un delito en Francia

Violencia Doméstica (Foto Science)
Image caption La "violencia psicológica" es a menudo una antesala de la violencia física en la pareja, señalan defensores de la ley.

Francia decidió esta semana crear el delito de "violencia psicológica" en la pareja, un problema que según las autoridades está instalado en el país, aunque muchos advierten que es difícil de notar o probar en la práctica.

La ley aprobada por el Parlamento francés el martes, castiga los insultos y las acciones reiteradas para degradar mental o físicamente a un cónyuge, con hasta tres años de cárcel y una multa equivalente a US$92.000.

Los defensores de la ley, impulsada en conjunto por diputados del gobernante partido Unión por un Movimiento Popular (UMP) y de la oposición socialista, sostienen que la violencia psicológica es a menudo una antesala de la violencia física en la pareja.

"Si queremos evitar que las mujeres sean golpeadas o asesinadas, debemos reaccionar mucho antes", dijo la psiquiatra francesa Marie-France Hrigoyen, considerada una autoridad en la materia, a BBC Mundo.

Según datos oficiales, 84% de las 80 mil llamadas anuales recibidas en la línea de urgencia para las mujeres golpeadas en Francia conciernen a la violencia psicológica.

Un estudio nacional estimó hace una década que 8% de las mujeres encuestadas son víctimas de acoso moral de su pareja: sufrieron diferentes tipos de presiones psicológicas, al menos una con frecuencia.

"Controlar y dominar"

La ley aprobada define la violencia psicológica como "las acciones o palabras reiteradas con el propósito o el efecto de (…) alterar la salud física o mental" del otro miembro de una pareja.

Hrigoyen explicó que eso puede lograrse mediante la descalificación, humillación, el aislamiento, control económico o actitudes destinadas a meter el miedo en la persona.

"El objetivo es controlar y dominar a la mujer, aunque la violencia psicológica también puede ocurrir con hombres", explicó.

Sin embargo, la psiquiatra reconoció que el desafío de la ley será lograr que esos actos se prueben en la práctica, ya que son mucho más difíciles de detectar que los golpes. "El verdadero problema es ése", dijo.

A su juicio, la creación del delito requiere que jueces, profesionales y asistentes sociales sean formados especialmente para detectar los síntomas de una mujer sometida a violencia psicológica por su pareja.

"En la intimidad"

La secretaria francesa de Estado para la Familia, Nadine Morano, sostuvo que los jueces que traten denuncias de este tipo podrán utilizar cartas y mensajes electrónicos, de SMS o telefónicos como prueba.

Morano dijo que también podrá apelarse a testimonios de allegados y certificados médicos que señalen que la víctima está nerviosa o sufre de daños psicológicos causados por su pareja.

Image caption Según Hrigoyen, el desafío será probar en la práctica los actos de "violencia psicológica".

"No se trata sólo de (combatir) golpes, sino también palabras", dijo ante la Asamblea Nacional francesa.

Los defensores de la ley suelen recordar que el delito de acoso sexual en el trabajo también fue considerado en su momento difícil de probar, pero la ley permitió combatirlo en la práctica.

Pero la Unión Sindical de Magistrados (USM) franceses advirtió que el nuevo delito puede resultar imposible de constatar y presenta riesgos asociados.

"Es un delito que no está definido con precisión", dijo Christophe Vivet, secretario general de la USM. "La apreciación de hechos que puedan ameritar sanción va a ser subjetiva", agregó.

Vivet indicó a BBC Mundo que "muchos comportamientos de la vida cotidiana de pareja podrían eventualmente ser calificados como violencia psicológica".

"Esto implica un riesgo de atentado contra las libertades", señaló. Agregó que otro peligro es que los agresores de mujeres argumenten que sus actos son en respuesta a una violencia psicológica de parte de su pareja.

Palabras y golpes

La violencia psicológica es vinculada por muchos a las agresiones físicas de pareja, un problema general que inquieta a las autoridades francesas.

El gobierno francés lanzó el año pasado una campaña televisiva contra la violencia psicológica que mostraba a un hombre insultando y maltratando a su esposa y relacionaba el abuso mental con las agresiones físicas.

Según cifras oficiales, 675 mil mujeres han sido víctimas de abusos violentos en Francia en los últimos dos años y 156 de ellas fueron asesinadas por su pareja durante 2008.

Sin embargo, un estudio presentado ante el Parlamento por la asociación Psytel advirtió que el número de muertes por violencia conyugal podría aumentar significativamente si se suman los suicidios de las víctimas y sus agresores.

Además de introducir el delito de violencia psicológica, la ley aprobada busca combatir la violencia de pareja con otras medidas como el uso de un brazalete electrónico para mantener alejados a los cónyuges violentos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.