Escándalo sacude al mundo del sumo

Luchadores de sumo
Image caption Al menos 65 luchadores de sumo han reconocido que juegan apuestas.

Un escándalo de apuestas, drogas, mafia, alcohol y golpes salpica al sumo, deporte estrechamente ligado a la identidad nacional japonesa.

En una reunión de emergencia, este domingo la Asociación Japonesa de Sumo despidió a Ozeki Kotomitsuki, un luchador estrella, y a su maestro, Otake, por participar en apuestas ilegales en juegos de béisbol.

Image caption Asashoryu (arriba) y Kotomitsuki (abajo) fueron despedidos por mala conducta.

En el país nipón, esos juegos de azar están vinculados al crimen organizado.

Este no es un caso aislado. Como explica la corresponsal de la BBC para Asia-Pacífico, Vivien Marsh, en los últimos años la reputación del sumo en Japón –cuyo ser nacional está muy unido a ese deporte tradicional, y donde los luchadores más conocidos son verdaderos héroes- ha caído en picada.

Algunos luchadores han sido expulsados por consumir drogas. Recientemente un aprendiz fue muerto a golpes en un dojo (espacio donde se practica esta lucha) y el gran maestro Asashoryu se retiró luego de que lo acusaran de emborracharse y romperle la nariz a otro hombre.

Por si fuera poco, ahora la controversia por las apuestas sacude seriamente los cimientos de este deporte ancestral y alguna vez intocable.

Disculpas

En una conferencia de prensa, el presidente de la Asociación Japonesa de Sumo, Musashigawa, pidió disculpas y dijo que se encargará de que estas acciones no se repitan.

Junto a unos veinte luchadores, ataviados con kimonos típicos, Musashigawa se puso de pie frente a los periodistas e hizo una reverencia.

Image caption Musashigawa pidió perdón y dijo que la situación es "crítica".

Kotomitsuki es el primer ozeki o campeón activo en ser despedido, debido a las apuestas ilegales. Se cree que estas prácticas sirven para financiar crímenes de la mafia organizada japonesa, la temible yakuza.

No son los únicos: al menos 65 luchadores han admitido recientemente participar en apuestas en juegos de béisbol, naipes y mahjong, juego de mesa chino. Esto provocó que varios patrocinadores retiraran su apoyo económico al gran torneo de sumo que se disputará la próxima semana en Nagoya.

La televisión nacional japonesa, NHK, anunció que es posible que no transmita la competencia si considerara que el órgano regulador no ha tomado las medidas necesarias.

La Asociación Japonesa de Sumo dijo tener toda la disposición para reparar los daños. Su presidente escribió en su sitio de internet que la situación "no tiene precedentes y es crítica" y prometió "recuperar la confianza de los fanáticos lo antes posible".

Contenido relacionado