Indonesia: un escándalo sexual pone a prueba internet

Luna Maya y Nazril Ariel, celebridades indonesias
Image caption El primer escándalo sexual en Indonesia involucra a tres de las celebridades más populares en el país.

Se conoce como el primer escándalo sexual en Indonesia entre famosos.

En las últimas semanas, los indonesios siguen con atención una saga en la vida real que involucra a músicos, presentadoras y estrellas de telenovela con la publicación en internet de videos pornográficos.

A pesar de que presentaran cargos en su contra por incumplimiento de las leyes antipornografía, la estrella del pop Nazril Ariel ha negado toda participación.

Mientras que su novia, la presentadora de televisión Luna Maya y su ex novia, la actriz de telenovelas Cut Tari, no sólo negaron estar involucradas con dichas cintas, sino que aseguraron que las imágenes fueron manipuladas.

No obstante, lo que ha saltado las alarmas es el ritmo con que los videos se han propagado en internet. En el país asiático aumentaron los temores sobre la forma en que los indonesios están utilizando la tecnología, lo que llevó al vicepresidente del país a expresar su preocupación por lo que la generación más joven está haciendo en internet.

El escándalo ha llegado a tal punto que provocó un debate acerca de la regulación en internet y el sexo en la nación musulmana con más población en el mundo.

Protesta pública

Puede ser que los escándalos sexuales entre famosos no sea algo nuevo en otros países, pero en Indonesia el hecho ha enfurecido a muchos.

Desde la publicación de los videos, se han realizado varias manifestaciones públicas contra las estrellas.

Una de ellas fue la organizada por el grupo musulmán conservador Hizb ut-Tahir, conocido por intentar presionar al gobierno para que implemente una agenda musulmana más estricta.

Con afiches y pancartas, adultos y niños mostraron su frustración por lo que ven como un deterioro de la moral de su sociedad.

Uzham Izhar, de 32 años, fue una de las asistentes a la protesta. "Queremos vivir en una Indonesia que sigue los valores islámicos", dijo mientras cargaba a su hija de dos años.

"La ley islámica no es sólo para los musulmanes, es para todo el país", aseguró.

Más del 80% de los indonesios son musulmanes y aunque es una nación secular, la mayoría todavía es en gran medida conservadora.

Sin embargo, algo está cambiando. Especialmente entre los jóvenes que tienen acceso a la información de una forma en la que sus padres jamás soñaron.

¿Censura?

Image caption Críticos aseguran que las autoridades están utilizando el escándalo como pretexto para reintroducir la censura.

Todos estos sucesos han puesto al gobierno bajo presión. El Ministerio de Comunicaciones de Indonesia elaboró un decreto el año pasado para regular internet pero no siguió adelante ya que era visto como una medida impopular.

Ahora, en el Ministerio están redactando nuevamente el decreto y dicen estará listo a finales de año.

Los críticos aseguran que las autoridades están utilizando el escándalo sexual de las celebridades como una oportunidad para reintroducir la censura en un país que apenas entró a la democracia luego de tres décadas de gobierno autoritario.

Sin embargo, el director del Ministerio de Comunicaciones, Basuki Yusuf, asegura que eso es ridículo.

"Democracia no significa libertad absoluta", dijo a la BBC en su oficina central en Yakarta.

"Internet es sólo tecnología. Tiene un lado bueno y uno malo. No podemos olvidar que siempre hay riesgo de mal uso y hasta de abuso de internet. Eso puede violentar nuestros valores y a nuestras futuras generaciones".

Distinta sintonía

Pero el gobierno no parece estar en la misma sintonía que la generación más joven.

Les molesta que supongan que la única razón por la que usan internet es para bajar material pornográfico o que tengan acceso a contenido "inmoral".

Hay más de 40 millones de usuarios en Indonesia y el número crece vertiginosamente. En los alrededores de Yakarta no es raro ver adolescentes navegando en internet con sus computadoras portátiles, iPhones o Blackberrys.

Además, el indonesio es el principal idioma asiático en Facebook y otros sitios locales están creciendo en popularidad, por lo que cualquier represión a la red encuentra una fuerte resistencia juvenil.

Margareta Astaman es una bloguera de 24 años. Su blog, "Un trago de Margarita", es tan popular que algunos editores convirtieron sus entregas en una serie de libros.

Ella asegura que el gobierno está exagerando con el escándalo sexual de los famosos.

"Vivimos en internet, todo lo que hacemos está en internet, por lo que limitar el acceso nos limitaría a nosotros mismos", dijo agregando que a pesar de que pueda tener efectos negativos en la sociedad, también habría que reconocer los efectos positivos.

En Indonesia, como en otros países, la red se ha convertido en una parte vital de la vida diaria, especialmente para los jóvenes.

La cuestión a la que se enfrenta este país es si el recién descubierto amor por la tecnología puede convivir con los valores tradicionales y sus creencias religiosas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.