Última actualización: lunes, 12 de julio de 2010 - 21:46 GMT

Una marea roja recibe a los campeones en Madrid

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

El autobús que lleva a la selección española de fútbol, campeona del mundo, avanza lento por la Gran Vía de Madrid como un rompehielos en un mar rojo y espeso de rostros y gritos: "Campeones, Campeones". Sólo un día después de coronarse campeón del mundo contra Holanda, el equipo español aterriza en un Madrid erizado de alegría.

Sobre el bus descapotable donde se lee una enorme frase: "El poder de la Roja conquista el mundo", se ve al portero Iker Casillas, sonriente, pleno, enseñando la copa maciza y dorada. Otros jugadores, Xavi, Iniesta, firman autógrafos en camisas que lanzan al público. No cabe un alfiler.

El madrileño Fernando Bescos, trepado como puede en un semáforo, mira el paso del autobús.

"No me arriesgo a bajar. Tengo el dedo gordo del pie del tamaño de un hobbit. Me lo estropeé ayer celebrando. Ya lo tenía jodido y encima me lo pisaron", comenta a BBC Mundo desde su estratégico mirador.

clic Lea: Mundial Sudáfrica 2010: lo bueno, lo malo y lo feo

El calor es asfixiante, los cuerpos apretujados, se rozan, el sudor y la alegría los funden en el mismo magma que se prolonga varios kilómetros a través del centro de Madrid. Desde los balcones algunos vecinos tiran cubetas de agua para refrescar a la multitud.

El recorrido del autobús ha comenzado en el sector de Moncloa, después de que el seleccionado español visitará a Zapatero. En la mañana ya les habían recibido los bomberos del aeropuerto de Barajas con una gran pancarta: "Bienvenidos a un país más feliz" y, después los reyes.

Ahora les esperaba la gente, no sólo madrileños y españoles sino inmigrantes y turistas que se han dejado contagiar con la locura y alegría que se respira en las calurosas calles de Madrid.

El recorrido atraviesa toda la Gran Vía, tupida como una alfombra roja, llena de banderas de España. Caen papeles dorados de los balcones como si se celebrara el fin de una guerra.

clic Lea: ¿Por qué el triunfo de España es bueno para el fútbol?

Hermanas colombianas

Rey Juan Carlos I sostiene trofeo junto a portero y capitán de selección española, Iker Casillas

El recibimiento en Madrid comenzó en el Palacio de la Zarzuela.

Las hermanas colombianas Patricia y María Velásquez, ya se sienten un poco españolas.

"Nunca habíamos estado en España pero estamos sorprendidas por este momento histórico. El fútbol es un fenómeno mundial que une pero España es un pueblo muy pasional, visceral. La gente se ha unido alrededor de La Roja", le comenta a BBC Mundo María.

Su hermana, sofocada, agrega que "me sorprende que no haya violencia, la gente grita, se quita la camisa, se monta en los semáforos pero no hay problemas. En el metro veníamos asustadas porque la gente movía los vagones, decían que los iban a volcar pero luego te das cuenta que es un juego, que no va más allá", subraya Patricia.

El autobús sigue su recorrido hacia el Paseo del Prado y luego hacia la explanada del Puente del Rey, justo detrás del Palacio Real donde discurre el diminuto río Manzanares.

Bescos sigue trepado en el semáforo. En el autobús cuelgan banderas de España y también de Cataluña, de donde son algunos de los jugadores de la selección.

"Todos formamos parte de España. No me gustan los nacionalismos, ni de un lado ni del otro. Hay gente que quiere manipular estos triunfos, que si hay que formar una selección catalana de fútbol o el propio Zapatero que se ha beneficiado con el triunfo. Ahora casi nadie piensa en la crisis económica.

Pero creo que este equipo es muy sanote, todos ellos, siempre han dado un mensaje muy integrador y eso es lo que necesitamos ahora. Soy del Real Madrid y no me importa que muchos jugadores sean del Barcelona, al final forman parte del mismo equipo: España", subraya.

clic Lea: ¡ESPAÑA CAMPEÓN!

Atrincherado en su despacho

 Jugadores españoles celebran desde autobus mientras recorren calles de Madrid

Los jugadores españoles lanzaron camisas con autógrafos firmados.

El portero de un edificio observa la multitud atrincherado en su despacho.

"No he salido la celebraciones pero las he vivido a través de la tele, con mucha intensidad", le comenta a BBC Mundo.

Antes trabajaba como taxista pero ante la falta de clientes tuvo que cambiar de trabajo.

"La crisis existe, es una realidad pero hay una economía sumergida muy fuerte y la gente siempre va tirando, encuentra algo. Espero que este subidón de la copa del mundo nos sirva para espabilarnos y pensar que podemos superar este momento", detalla.

Las hermanas colombianas buscan desesperadamente salir del nudo humano en el que se encuentran atrapadas.

"Vamos a necesitar otras vacaciones para reponernos de esta intensidad. Ahora entiendo de dónde venimos, que pueblo tan pasional", subraya mientras logra salir de la lava humana que discurre hacia la explanada del Puente del Rey, junto a la Casa de Campo, una enorme reserva natural.

Allí esperan cientos de miles de seguidores de la Roja en el mismo lugar desde el cual pintores como Goya o Velázquez se inspiraban para retratar al pueblo español. Un cuadro que sin duda hubiesen deseado pintar.

Resultados

¿Qué le pareció la Copa del Mundo?

  •  Increíble, mejor de lo que esperaba

    28%
  •  Estuvo bien, pero pudo ser mejor

    30%
  •  Defraudó, hubo un fútbol muy pobre

    18%
  •  Terrible, demasiados errores arbitrales

    16%
  •  No me interesa, menos mal que ya terminó

    8%

Votos emitidos: 11263

Voto cerrado: 26 July 2010

Sudáfrica 2010

  • De nuestros enviados

  • El color del mundial

    • VeaDur: 01:31

  • La otra cara

  • En imágenes

    • Vea más fotos

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.