El tatuaje causa polémica en México

Mujer con tatuaje
Image caption La Procuraduría de los Derechos Humanos abrió una investigación de oficio contra la funcionaria.

El uso de tatuajes corporales se ha convertido en un tema polémico en Guanajuato, México, luego de que la directora del Instituto de la Mujer de esa entidad dijo que las mujeres con perforaciones y grabados en la piel eran un ejemplo de la pérdida de valores de la sociedad.

Tras las declaraciones de la directora del Instituto de la Mujer Guanajuatense (IMUG), Luz María Ramírez Villalpando, la presidenta del grupo antiaborto Coalición Ciudadana de Familia y la Vida, Beatriz Rodríguez Moreno, instó a las empresas a no contratar a las personas que tengan tatuajes en su cuerpo, informó el periódico mexicano La Jornada.

¡Participe! ¿Tatuajes polémicos?

Según el rotativo, Rodríguez Moreno señaló que las personas "no pueden usar su cuerpo para grafitearlo porque físicamente es una agresión. Es como las vacas: se marcan para delimitar la raza o cosas así".

Ante la controversia, la Procuraduría de los Derechos Humanos de Guanajuato abrió una investigación de oficio contra la funcionaria estatal por supuestos actos de discriminación.

El procurador de los Derechos Humanos del estado, Gustavo Rodríguez Junquera, informó que estaba abierto un expediente de queja y que la Procuraduría llamaría a Ramírez Villalpando para que explique sus declaraciones.

No es la primera vez que la directora del Instituto de la Mujer está envuelta en una polémica.

La funcionaria se ha opuesto a las clases de educación sexual para adolescentes, e incluso patrocinó talleres para promover la abstinencia, recuerda Alberto Nájar, periodista de BBC Mundo en Ciudad de México.

De acuerdo con organizaciones no gubernamentales, Guanajuato es uno de los estados con mayor índice de violencia hacia las mujeres, y en varias ocasiones han criticado lo que llaman una actitud pasiva del Instituto de la Mujer en el tema, recuerda Nájar.

Queja

Rodríguez Junquera instó a las mujeres que se sientan aludidas por las declaraciones de la funcionaria a que acudan a la Procuraduría a ratificar la queja.

En medio de la controversia, el gobernador de Guanajuato y el arzobispo de León se distanciaron de las declaraciones de Ramírez Villalpando.

Image caption El gobernador de Guanajuato dejó el caso en manos de la Procuraduría estatal.

El clérigo José Guadalupe Martín Rábago, afirmó que tatuarse no es pecado.

"De alguna manera la imagen que presentamos ante los demás es valiosa, de alguna manera el rostro y el cuerpo es el reflejo del alma, pero no puede hacerse una catalogación total de una persona sólo por su imagen", indicó el jerarca de la Iglesia según informó el diario mexicano El Universal.

Por su parte, el gobernador de Guanajuato, Juan Manuel Oliva, dejó el caso en manos de la Procuraduría estatal.

Además, el jefe del estado admitió que varias de sus cuatro hijas tienen grabados en su cuerpo.

"Yo tengo hijas que se ponen tatuaje también, por eso es importante que se especifique bien ¿qué dijo? ¿cómo lo dijo?", indicó Oliva de acuerdo con el diario mexicano.

Expertos señalan que mientras los tatuajes sean llevados a cabo en un ambiente de condición higiénica, estéril y con personal entrenado, el procedimiento no debería representar ningún riesgo para la salud.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.