Bandas juveniles: ¿a dónde va el dinero?

JLS
Image caption El exitoso grupo británico JLS asegura que no caerá en la misma trampa que otras bandas juveniles.

La vida de una banda musical juvenil suena atractiva: sencillos en los primeros lugares de las listas, aviones privados, novias famosas, fanáticas delirantes y giras con las entradas agotadas.

Pero hay un problema recurrente: ¿A dónde va el dinero ganado?

En 1998, el grupo Backstreet Boys demandó a su manager, Lou Pearlman, quejándose de que les había pagado solamente US$12.000 por año por persona.

Más tarde se descubrió que Pearlman se había estado pagando como un sexto miembro de la banda, además del dinero que estaba haciendo de la venta de discos y la publicidad.

Llegaron a un acuerdo confidencial pero unos años después, el grupo 'N Sync —también manejado por Pearlman— le hizo reclamos similares.

Justin Timberlake aseguró que los miembros de la banda se habian sentido "económicamente violados".

En 2008, Pearlman fue condenado a 25 años de prisión por haber estafado inversores y bancos de Estados Unidos por US$300 millones.

Él es un ejemplo extremo pero no es raro que los grupos juveniles terminen estafados.

Otro grupo musical, Bros, vendió millones de discos en los años ochenta, pero cuando se separaron estaban en bancarrota.

"Fuimos ingenuos y nos timaron", dijo Matt Goss al diario británico The Sun a principios de año.

En tanto, a los famosos chicos del grupo Take That les pagaron sólo US$225 a la semana durante su apogeo en la década de los '90.

JLS: un grupo con "conocimientos"

"¿Hablas en serio?", le dijo a la BBC Oritse Williams, uno de los cuatro chicos integrantes de la famosa banda británica JLS.

El exitoso grupo —surgido del programa de televisión X Factor en 2008— asegura que no caerá en la misma trampa.

El chico de 22 años estudió administración de eventos en la Universidad Metropolitana de Londres, para aprender a tratar con agentes, promotores y, sobre todo, presupuestos.

Aston Merrygold, también integrante del grupo, dice: "Estamos muy involucrados en la gestión de nuestro negocio. No dejamos que nuestros representantes estén tan involucrados con el dinero. No dejamos que nadie comande".

En lugar de gastar sus salarios en autos de lujo y vacaciones costosas, los chicos de JLS están buscando casa.

Las historias más recientes en los diarios dicen que están pensando en invertir en un restaurante.

"Estamos tratando de ser razonables", dice Merrygold.

Según el periodista de entretenimiento de la BBC, Mark Savage, el multimillonario Donald Trump estaría impresionado con el entusiasmo empresarial del grupo.

Grupos que se manejan solos

Image caption A los chicos de Take That les pagaron sólo US$225 a la semana durante su apogeo en los noventa.

Para el abogado de medios de comunicación Kirsty Jones, estar informados es una gran ventaja.

"Muchos de mis clientes han tomado cursos de negocio y no hay duda de que, para un artista, un buen conocimiento de la industria y la parte comercial de su carrera es realmente valioso".

"Sin embargo, no hay sustituto para la toma de consejo profesional antes de firmar un contrato, ya sea que una banda o el presidente de una gran organización".

Aunque se formaron y trabajaron duro desde 2007, fue gracias al programa X Factor que se hicieron de un nombre. Pero la banda nunca se sintió totalmente conforme con la elección de las canciones y su nueva imagen relucientemente limpia y pop.

Tras llegar segundos en la final, pusieron una distancia con el equipo y firmaron contrato discográfico con Epic.

Se les etiquetó como un grupo "genuino", "relajado" y "encantador", indicando que esto no es una cualidad fácil de encontrar en las bandas pop del momento.

No por nada, vendieron más de 1,2 millones de copias con su primer álbum en sólo siete meses. Y están por terminar el siguiente.

"Estamos trabajando muy, muy duro", dice otro de los chicos de la banda, Marvin Humes, "pero vemos en esto una carrera", asegura.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.