El estigma de no querer ser madre

Mujeres (modelos)
Image caption Las mujeres sin hijos son vistas con recelo.

Cada vez más mujeres en el mundo desarrollado eligen no tener hijos. Entonces ¿por qué sus amigos, familiares, colegas e incluso perfectos desconocidos se creen con derecho a cuestionar su decisión?

Hemos recorrido un largo camino. Hasta hace pocas décadas, se asumía que una mujer se casaba y, poco después, la cigüeña llegaría con una entrega especial.

Hoy en día hay muchas más opciones, o una mayor apertura. Tener un hijo fuera del matrimonio. Tener un hijo sin padre. Tener un bebé y volver al trabajo. Tener un bebé y dejar el trabajo. Hacerse un tratamiento de fertilidad y luego tener un bebé, o no.

Pero, ¿qué tal no convertirse en madre en absoluto?

Estudios en Europa y Estados Unidos muestran que esa es actualmente la elección de un número significativo de mujeres.

Desaprobación

Alguna vez, esto fue considerado una locura o algo antinatural. Incluso hoy en día es visto con recelo y las mujeres sin deseo de procrear dicen que a veces deben soportar preguntas incómodas y desaprobación.

"Una mujer en el trabajo hace poco quedó bastante impresionada cuando le dije que no quiero tener hijos. Ella dijo: 'Eres mujer, naciste con un vientre, Dios te dio un vientre para poder procrear'" le dijo Jenny Woolfson, de 25 años de edad, al programa de la Radio 4 de la BBC Woman’s Hour (la hora de las mujeres).

"En ocasiones mis amigos y yo hemos comparado el no tener hijos con ser gay hace 40 o 50 años. Genera la misma reacción de escándalo, aunque tal vez esa sea una palabra demasiado fuerte. Pero es un estilo de vida que la gente no se espera y que puede ir en contra de su visión del mundo", dice Rhona Sweeting, de 31 años.

La socióloga Catherine Hakim, de la London School of Economics, ha estudiado la falta de hijos voluntaria en el Reino Unido y Europa durante muchos años. Señala que esto es un fenómeno social nuevo y las mujeres ahora tienen una actitud abierta y positiva hacia este estilo de vida.

"Un estudio preliminar de hace años en Canadá consideró que aproximadamente la mitad de las mujeres que no tenían hijos a los 40 años lo habían elegido así desde una edad muy temprana".

"Pero muchas no lo decían por la presión social que obtendrían si mencionaban la preferencia de permanecer sin hijos", explica.

Para la socióloga, la revolución de la anticoncepción ha cambiado completamente la perspectiva. "Mientras que antes tener hijos le ocurría inevitablemente a todas las personas que se casaban o tenían relaciones sexuales, ahora es algo sobre lo que hay que decidir".

Estigma

¿Y la desaprobación que muchas experimentan? "Es una cuestión de edad y generaciones. Antes había un estigma".

Image caption No todas las mujeres anhelan una familia tipo.

Pero las sospechas hacia las mujeres sin hijos no han desaparecido por completo.

Julia Wallace, a los 40 madrastra de tres niños que no viven con ella, dice que suelen cuestionarle por qué ella no tiene su propio bebé.

"Me dicen 'no sabes lo que te pierdes, no sabrás que era lo que querías hasta que hayas tenido un hijo tuyo' ". Esa es una pregunta hipotética: si no tienes motivación para tener un hijo, ¿por qué hacerlo? No elegiría ser enfermera basándome en que quizás amaría esa carrera una vez que la ejerciera".

En Estados Unidos, la neoyorquina Melanie Notkin, fundadora de la página de internet Savvy Auntie (algo así como "La tía astuta") aboga por un día nacional para homenajear a las mujeres sin hijos que son amorosas tías o madrinas. "Sería una oportunidad para que estas mujeres se sientan íntegras, por todo lo que son, en lugar de tener que centrarse en todas las cosas que no son, por ejemplo, madres". Notkin dice que las familias modernas necesitan ayuda extra. "Las madres y los padres están trabajando horas extras. Así que una tía capaz de dar tiempo de calidad a la familia, especialmente a los niños, es algo muy positivo."

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.