El fisco retiene en Australia al actor de "Cocodrilo Dundee"

El actor Paul Hogan, estrella de la trilogía cinematográfica "Cocodrilo Dundee", no puede abandonar su nativa Australia y regresar a EE.UU., donde vive, hasta que no pague una disputada deuda tributaria millonaria, confirmó su abogado.

Image caption El actor niega que haya acumulado la deuda millonaria que reclama el fisco.

La Oficina de Impuestos de Australia (ATO, por sus siglas en inglés) emitió una orden de prohibición de salida a Hogan, quien viajó a Sidney para asistir al funeral de su madre Florence, quien falleció con 101 años de edad.

El fisco sostiene que Hogan, de 70 años, acumula una deuda de US$34 millones por ingresos no declarados aunque un portavoz de la ATO declinó hacer comentarios ya que "se trata del caso de un contribuyente individual".

El actor "niega la responsabilidad declarada por la ATO y ha presentado objeciones que no han sido respondidas. Continuará defendiendo su posición mediante todas las herramientas legales y otros canales", informó su abogado, Andrew Robinson.

A la vez, Hogan deplora la manera en la que ha sido tratado por las autoridades, "como si pensara fugarse", añadió Robinson.

"El proceso de detener a Paul en Australia lejos de su esposa e hijo en Los Ángeles ha sido devastador", explicó.

Hogan -quien se inició como comediante en la televisión australiana- saltó a la fama internacional con la película "Cocodrilo Dundee", de 1986, que se convirtió en el filme australiano más exitoso de todos los tiempos y dio inicio a una saga cinematográfica.

Como escribió Alma Haflidason, de la BBC, "a menudo ridiculizada por su industria del cine, Australia fue colocada en el mapa de las carteleras cinematográficas de manera espectacular gracias a la inverosímil figura del despreocupado Paul Hogan".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.