Venezuela: cirugía de senos para financiar campaña electoral

Mujer lleva un prendedor con propaganda electoral de Gustavo Rojas
Image caption El candidato dice que se está utilizando "un mecanismo creativo".

Un candidato a diputado por la oposición en Venezuela decidió sortear una cirugía de implante de senos para recaudar fondos con los que financiará su campaña política.

Gustavo Rojas, quien aspira a un escaño en el Congreso por el partido Primero Justicia, dijo que era "legítimo" sortear una cirugía estética de pechos como un medio de financiación de su campaña para las elecciones legislativas del próximo 26 de septiembre y, aunque reconoció que la idea tiene detractores, sostuvo que "a muchos les parece simpático".

"Algunas personas rifan televisores pero nosotros decidimos ofrecer algo diferente", expresó Rojas en cuyo blog se define como economista y profesor universitario.

"No estamos faltándole el respeto a nadie", agregó.

En el mercado

En sus palabras, "sabemos que eso tiene muchísima demanda en el mercado. Sabemos que hay mucha gente, muchas muchachas, muchas chicas que tratan de buscar la forma de cómo arreglarse, cómo verse mejor. Estamos utilizando un mecanismo muy creativo".

En los últimos años, unas 30.000 mujeres se han sometido a cirugías cosméticas de implantes de senos, según la Sociedad venezolana de Cirugía Plástica.

Image caption Rojas aspira a uno de los 167 diputados de la Asamblea Nacional.

El partido Primero Justicia integra la coalición opositora denominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela ya inició al período de campaña para los comicios parlamentarios en los que se elegirá a los 167 diputados de la Asamblea Nacional.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, buscará mantener la mayoría absoluta en el Congreso, mientras que la oposición intentará recuperar el espacio perdido en 2005, cuando decidió retirarse de las elecciones al denunciar irregularidades.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.