Alemania rompe con el molde de una Eurocopa con el peor registro de goles en 20 años

El preciso y potente cabezazo de Mustafi. Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El preciso y potente cabezazo de Mustafi, que certificó el dominio inicial de Alemania.

Alemania sabe ganar y lo hace cuando el resultado es lo que más importa.

Los actuales campeones del mundo llegaron a la Eurocopa 2016 con siete derrotas desde que levantaron la copa hace dos años en Brasil, pero en su primera presentación en el torneo que se disputa en Francia encontró la fórmula de la victoria, 2-0 frente a Ucrania.

Fue un marcador que rompió con el molde de que se venía repitiendo en el día, tras los triunfos de Croacia sobre Turquía y Polonia sobre Irlanda del Norte, ambas por 1-0.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La afición polaca respiró aliviada con el gol de Milik al comienzo de la segunda parte.

En total se han anotado siete tantos en lo que va de torneo, 1,8 goles por partido, el peor registro en 20 años.

El maestro Toni Kroos

Alemania dominó el ritmo del partido desde el inicio, dirigido por el pie de Toni Kroos.

La estrella del Real Madrid tocó 130 veces la pelota en el encuentro, incluida la asistencia a la cabeza de Shkodran Mustafi, quien marcó con un potente cabezazo.

Derechos de autor de la imagen Alexander Hassenstein
Image caption Boateng despeja el balón sobre la línea de gol.

Ucrania tuvo sus oportunidades, pero chocó con la manos del portero Manuel Neuer y con el oportunismo de Jerome Boateng, quien pudo despejar la pelota sobre la línea de gol con una espectacular acrobacia.

Fue un aviso para Alemania, que cerró líneas y no permitió que se volviera a acercar el conjunto ucraniano, agotado al tener que perseguir el constante movimiento del balón en poder de sus rivales.

Sobre el final llegó el gol Bastian Schweinsteiger, quien en el segundo minuto de descuento selló la victoria.

La candidata Croacia

Fue un golazo, sentenció una parte de la prensa. Fue error del arquero, respondió otro sector.

Lo cierto es que la espectacular volea de Luka Modric fue suficiente para darle a Croacia la victoria 1-0 sobre Turquía en el primer partido del grupo D de la Eurocopa 2016.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La celebración de Modric tras el único gole de la victoria de Croacia sobre Turquía.

Pudo ser una goleada de escándalo a favor de Croacia, que golpeó dos balones en los postes y dispuso de numerosas ocasiones a lo largo del partido.

De ahí la importancia del gol de Modrid desde fuera del área, que muchos consideran tuvo complicidad del arquero.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Corluka sufrió un corte en su cabeza en la primera parte. Pudo seguir jugando, pero tuvo que ser atendido en varios momentos del partido.

La estrella del Real Madrid, junto a la figura del Barcelona, Ivan Rakitic, lideró la exhibición croata en el Parque de los Príncipes de París, presentando la candidatura de su selección para ser la sorpresa del torneo que se disputa en Francia.

¿Virtud?

Uno de los debates de la Eurocopa ha sido la actuación de los porteros, que han sido protagonistas en todos los partidos disputados hasta ahora.

Muchos optan por elogiar la habilidad de quien ejecuta el gol, pero otros critican la pasividad de quienes defienden la portería.

Sucedió en el partido inaugural, cuando Olivier Giroud cabeceó al fondo de la red tras una mala salida del portero rumano. Pudo haber falta en la jugada, pero la decisión de Tatarusanu de salir a buscar la pelota no fue la más acertada.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Modric conecta a la carrera y de volea para marcar. De los 11 partidos en que ha anotado para su selección, Croacia ha ganado 10 y empatado uno.

Una acción parecida propició el gol de Fabian Schar para Suiza frente a Albania, mientras el arquero eslovaco, Kozácik, fue señalado por el tanto de Gareth Bale en la victoria de Gales.

Tampoco se salvó el número uno ruso, Igor Akinfeev, quien no pudo detener el preciso tiro libre cobrado por el inglés Eric Dier.

Un consenso similar hay con respecto a la limpia ejecución de Modric y a la tardía reacción de Volkan Babacan.

Sea virtud de uno o por error del segundo, el resultado deja a Croacia con tres puntos y en el primer puesto de su grupo, a la espera de lo que ocurra este lunes entre España y la República Checa.

Color en las gradas

Donde no hubo dudas sobre la actuación de los porteros fue en Niza, así como tampoco sobre la superioridad de Polonia.

El tanto de Arkadiudz Milik, al comienzo de la segunda parte, quebró la resistencia de la defensa de Irlanda del Norte, que había logrado mantener el empate sin goles en la primera parte pese al constante ataque de Polonia.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El rojo de la afición polaca...
Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption ... con la afición de Irlanda del Norte.

Pese a ir por debajo en el marcador y caer al final del partido, los aficionados de Irlanda del Norte celebraron todo el tiempo la que fue la primera presentación de su país en una Eurocopa.

Contenido relacionado