Colombia gana el tercer lugar de la Copa América Centenario tras derrotar 1-0 al anfitrión EE.UU.

Carlos Bacca Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Carlos Bacca fue el autor del único gol del partido al minuto 31, lo que le dio el tercer lugar a Colombia en la Copa América Centenario.

Colombia derrotó 1-0 a Estados Unidos en un entretenido partido por el tercer lugar de la Copa América Centenario.

El primer y único gol de Colombia llegó al minuto 31 con una gran combinación cafetalera: James Rodríguez mandó un pase bombeado a Santiago Arias, quien de cabeza cruzó al portero rival y Carlos Bacca solo tuvo que empujarla.

Durante el primer tiempo el partido EE.UU. tuvo un par de oportunidades que dejó ir, como la de Alejandro Bedoya —cuyos padres son colombianos— que no pudo sacar el disparo en un peligroso rebote en el área.

El portero colombiano David Ospina fue factor en el partido al minuto 50, cuando sacó un baló que iba al ángulo tras un tiro libre ejecutado excepcionalmente por Clint Dempsey.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption David Ospina sacó el balón del ángulo izquierdo de su portería, una acción que evitó el empate de EE.UU.

Mientras EE.UU. trataba de empatar el partido, los delanteros colombianos aprovechaban los espacios vacíos, como Juan Cuadrado que con gran técnica elevó un balón que fue a dar al travesaño 60'.

De inmediato la selección estadounidense contestó la ofensiva, y Clint Dempsey ahora fue quien de un zapatazo estrelló la pelota en el poste izquierdo de David Ospina, que ya estaba vencido.

EE.UU. con más entusiasmo que orden llegaba al frente intentando romper el muro colombiano, que para los últimos 10 minutos estaba formado por los 11 jugadores.

La desesperación llevó a la expulsión a Michael Orozco, quien soltó un manotazo en la cara a Santiago Arias en el tiempo de compensación y vio la tarjeta roja.

En el incidente el propio Arias también se llevó la segunda amarilla y quedó fuera del juego.

La pausa en el juego por las expulsiones cortó el ritmo de EE.UU., que al final ya no pudo generar la última jugada del empate.

Tras el silbatazo los jugadores colombianos se mostraban cansados y con pocas ganas de celebrar el incómodo título de tercer lugar.

Temas relacionados

Contenido relacionado