Los atletas con un pasado de dopaje que sí podrán competir en las Olimpiadas de Río de Janeiro

Elena Isinbayeva Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Elena Isinbayeva es una de varios atletas rusos que no podrá competir en Rio a pesar de nunca haber dado positivo por dopaje.

Nadadores, remeros, pentatletas… la lista de deportistas rusos a los que no se les permitirá competir en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro crece día a día.

Las acusaciones de dopaje provocaron la suspensión de todo el equipo ruso de atletismo, pero el Comité Olímpico Internacional (COI) dejó a las diferentes federaciones en libertad para decidir sobre las otras disciplinas deportivas.

La única salvedad: tampoco se permitirá la participación de ningún atleta ruso alguna vez culpable de dopaje.

La medida se tradujo el lunes en la descalificación de al menos tres remeros, cinco piragüistas, un pentatleta y siete miembros su equipo de deportes acuáticos (nadadores, clavadistas y waterpolo).

Y el criterio le costó su plaza incluso a Yuliya Stepanova, la corredora de 800 metros que denunció la existencia de un programa de dopaje apoyado por el Estado ruso, quien aspiraba correr en Río bajo la bandera olímpica.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Yuliya Stepanova esperaba poder competir bajo la bandera olímpica.

La atleta cuestionó la decisión del COI, advirtiendo que podría evitar la colaboración de otros atletas en el futuro.

Y también hay quien considera injusto que la decisión sólo aplique a los rusos, pues atletas de otros países con un pasado de dopaje sí podrán competir por las medallas en Río tras haber cumplido con sus respectivas sanciones.

Numerosos velocistas

El caso más notable probablemente sea el del velocista estadounidense Justin Gatlin, quien participarán en la emblemática carrera de los 100 metros lisos y es favorito para obtener medalla.

Gatlin, ex campeón mundial y olímpico, es de hecho considerado por los expertos como el principal rival de Usain Bolt, y también competirá contra el jamaiquino en la carrera de 200 metros y el relevo de 4 x 100.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Justin Gatlin, campeón olímpico en Pekín 20014, ha sido suspendido en dos oportunidades.

El nativo de Brooklyn, sin embargo, ha sido encontrado culpable de dopaje en dos ocasiones -por anfetaminas en 2001 y testosterona en 2006- acumulando en total cinco años de suspensión.

Y en los 100 metros de Río también competirá con el jamaiquino Yohan Blake, de 26 años, quien en 2009 dio positivo por metilxantina y fue suspendido por tres meses por la federación de Jamaica.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Yohan Blake es considerado el heredero de Usain Bolt.

La carrera de 200 metros planos, por su parte, también tendrá otro protagonista de pasado cuestionado: Lashawn Merritt.

El estadounidense es ex campeón olímpico de los 400 metros, pero un esteroide anabolizante le valió una suspensión de 21 meses en 2010.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El estadounidense es excampeón olímpico de los 400 metros.

Y el relevo de 4 x 100 verá a otros dos velocistas que también han sido sancionados por dopaje: el estadounidense Tyson Gay y el jamaiquino Asafa Powell.

El primero, ex campeón mundial de los 100 y los 200 metros, fue suspendido por un año en mayo 2011, luego de que la agencia anti dopaje de EE.UU. encontrara rastros de esteroides durante una prueba celebrada nueve meses antes.

Powell, por su parte, fue suspendido por seis meses en julio de 2014 por el uso de la anfetamina oxilofrina.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption La lista de velocistas con sanciones de dopaje que participarán en Río incluye a Tyson Gay, Asafa Powell y el mismo Gatlin.

La jamaiquina Shelly-Ann Fraser, actual campeona olímpica y mundial de los 100 metros, también tiene antecedentes: una suspensión de seis meses por oxicodona, un analgésico que ella afirma tomó para curarse un dolor de dientes.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption La doble campeón olímpica de los 100 metros planos también fue suspendida en el pasado.

No sólo en la pista

Los velocistas, sin embargo, no son los únicos atletas de alto perfil con un pasado manchado por alegaciones de dopaje.

En el tenis, por ejemplo, competirá la suiza Martina Hingis, quien en 2007 fue suspendida luego de dar positivo por cocaína mientras disputaba el torneo de Wimbledon.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Martina Hingis disputará el torneo de dobles de Río.

Y también hará lo propio el croata Marin Cilic, quien en 2013 fue castigado con cuatro meses de suspensión por el uso del estimulante del sistema nervioso central nicetamida.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Marin Cilic ganó el Abierto de Estados Unidos de 2014.

El ciclismo de ruta, por su parte, contará con la participación del español Alejando Valverde, suspendido por dos años en 2010 como parte del escándalo de dopaje conocido como "Operación Puerto".

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption El español Alejandro Valverde fue uno de los afectados por la "Operación Puerto".

Y la "lista no exhaustiva" de casos similares elaborada por el diario deportivo francés L'Equipe incluye también a los nadadores Ning Zentao y Sun Yang (China), Frédérick Bousquet (Francia) y Oussana Mellouli (Túnez), además del esgrimista italiano Andrea Baldini y el ciclista de pista galo Grégory Baugé.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Sun Yang es uno de dos nadadores chinos que han sido suspendidos en el pasaje por dopaje.

Todos estos atletas, sin embargo, ya han cumplido sus respectivas sanciones y se asume que todos llegan a Río limpios, pues han pasado diferentes controles de dopaje.

Un voto de confianza que las autoridades olímpicas sienten no le pueden dar en estos momentos a los atletas rusos con manchas en su pasado.

Temas relacionados

Contenido relacionado