De celebridades en Europa al anonimato en EE.UU.: la nueva vida de los futbolistas Andrea Pirlo, Steven Gerrard y Frank Lampard

Steven Gerrard y Andrea Pirlo Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Como en la Champions League o la Eurocopa, Gerrard y Pirlo se enfrentan en las canchas de Estados Unidos con sus nuevos equipos.

En Italia, Inglaterra, España (o en cualquier otro país con tradición futbolera), no podían entrar a un restaurante sin que se armara un alboroto de aficionados pidiendo autógrafos y selfies.

En cambio ahora, las estrellas de fútbol Andrea Pirlo, Steven Gerrard y Frank Lampard pueden llevar a sus hijos al colegio o hacer sus compras domésticas sin que casi nadie los reconozca.

Desde que juegan en la liga profesional de fútbol de Estados Unidos (MLS, por sus siglas en inglés), se olvidaron de las avalanchas de hinchas y los paparazzi que los perseguían por ser celebridades en Europa.

Y todo aquello no era para menos.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El "anonimato" de Pirlo se acaba cuando deja Estados Unidos y viaja a otros rincones del mundo con más tradición futbolera.

Pirlo es considerado por muchos como el mejor jugador italiano de los últimos tiempos, mientras que los británicos Gerrard y Lampard son auténticas leyendas vivas en sus anteriores clubes, el Liverpool y Chelsea.

El desembarco

Frank Lampard aterrizó en Estados Unidos a mediados de 2015, casi al mismo tiempo que Andrea Pirlo.

Ambos fichados para jugar por el New York City, un equipo fundado en 2013 gracias a la sociedad entre el Manchester City inglés y el equipo de béisbol Yankees de New York.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Lampard y Gerrard fueron dos símbolos del fútbol inglés tanto en la selección como en sus equipos, Chelsea y Liverpool.

Gerrard, mientras tanto, desembarcaba en Los Ángeles para jugar en el Galaxy, equipo en el que antes estuvo David Beckham y el ídolo estadounidense Landon Donovan.

En el New York City también juega el español David Villa (ex Valencia, Barcelona y Atlético de Madrid) y lo entrena el campeón del mundo francés Patrick Vieira.

A Gerrard en el Galaxy lo acompañan Nigel de Jong, ex Milán; Ashley Cole, ex Chelsea; y la estrella mexicana Giovani dos Santos.

"En Italia no puedo"

En Nueva York, Pirlo disfruta de jugar al golf en un campo privado y caminar por Manhattan mezclado entre millones de personas.

En su cuenta de Twitter sube fotos de él con sus hijos o su novia disfrutando de parques, asistiendo a partidos de los Yankees, jugando bowling o incluso tomando sus clases de inglés.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Didier Drogba es otra de las grandes estrellas que juegan en la MLS.

Le bastan unas gafas oscuras o una gruesa chaqueta verde para caminar por las anchas avenidas neoyorquinas.

Además, él mismo elige su ropa.

"Acá puedo entrar a un restaurante de moda a comer. En Italia no puedo", dijo en un reportaje publicado en la página web de la MLS.

¿Y en las fiestas de fin de año?

Cambió el invierno neoyorquino para disfrutar de las playas de Miami.

"Toda una sorpresa"

En 2015, Steven Gerrard dejó a casi toda una ciudad con el corazón roto cuando abandonó el Liverpool, donde jugó de manera ininterrumpida desde 1998.

Dejó su condición de hijo predilecto de la ciudad británica por la colosal Los Ángeles, donde están las estrellas de Hollywood y funciona el negocio del espectáculo más lucrativo del mundo.

Y en la meca de los millonarios, con una mansión rentada en Beverly Hills, Gerrard rema a contracorriente y disfruta su condición de casi anonimato.

"Fue maravilloso llevar a mis hijos por primera vez a un parque de diversiones", le dijo al diario USA Today.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Pese a la distancia y el tiempo, los aficionados de Liverpool todavía muestran aprecio por quien fue el capitán y líder del club.

"Es algo que nunca pude hacer en Inglaterra. Es bueno que no mucha gente me reconozca aquí. Es agradable ir y pasar algún tiempo de calidad con la familia. Eso ha sido toda una sorpresa para mí".

Al igual que Pirlo, Gerrard comparte sus experiencias nuevas en redes sociales.

Como cuando se animó a conducir por las calles de Los Ángeles en su segundo día, algo que difícilmente habría intentado rodeado de fanáticos en Reino Unido.

"Muchacho de casa"

Frank Lampard ganó 13 campeonatos en los 13 años que pasó en el Chelsea y defendió a la selección de Inglaterra en 106 oportunidades.

Sin embargo, a pesar de estar acostumbrado a vivir siempre bajo reflectores de estadios y cámaras de televisión, el futbolista de 37 años se declara un "muchacho de casa".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Para Lampard hay cosas "normales" que ahora puede hacer, como tomarle una foto a su novia.

Lampard reconoce que Londres es su "lugar en el mundo", pero por ahora disfruta los largos viajes a través de Estados Unidos para cumplir con el calendario de partidos de su club.

El resto del tiempo lo pasa con su pareja, jugando al críquet con sus hijas, o paseando por Central Park a su mascota, un perro pequeño.

Nada parecido a sus días en Londres.

Después de la caminata con su canino amigo, acude al entrenamiento de su equipo.

Allí nada ha cambiado para él, ni para Pirlo, ni para Gerrard.

Sobre el césped todavía son los mismos líderes del campo que brillaron en los grandes clubes de Europa.

Temas relacionados

Contenido relacionado