Río 2016: la inspiradora historia de Alex Zanardi, el italiano que celebra oro en los Paralímpicos el mismo día en que perdió ambas piernas hace 15 años

Alex Zanardi en el podio en Brasil. Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Alex Zanardi se convirtió en una estrella del deporte paralímpico, sumando ocho títulos mundiales y tres medallas de oro olímpicas.

El calendario lo quiso así y el italiano Alex Zanardi no desaprovechó la oportunidad para cambiar el significado de una fecha que marcó su vida hace 15 años, el 15 de septiembre.

Ese día sufrió en 2001 un grave accidente en el que perdió sus dos piernas y estuvo cerca de morir, pero este jueves celebra esa fecha con dos medallas en los Juegos Paralímpicos de Río 2016.

El doble campeón de Indy Car y expiloto de F1 conquistó la medalla de oro el miércoles en la prueba contrarreloj de la categoría H5 de bicicleta de mano, mientras que este jueves sumó la presea de plata en la prueba de ruta.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El italiano arrasó en las pruebas de ciclismo de mano en los Juegos de Londres 2012.

Fueron su tercera y cuarta medallas paralímpicas, tras los dos oros ganados en los Juegos de Londres en 2012.

"Me siento muy afortunado, siento que mi vida es un privilegio que nunca se acaba", expresó Zanardi tras la prueba.

Incluso mi accidente, lo que me ocurrió, se convirtió en la gran oportunidad de mi vida

Alex Zanardi

Además de la coincidencia de la fecha, el italiano contó que también había otra razón por la que Río 2016 son unos juegos especiales para él.

"Donde hoy está el estadio Olímpico, en esa tierra solía haber un circuito de Indy Car {popularmente conocido como el autódromo de Jacarepaguá} que fue en el que logré mi primera pole position. Para un romántico como yo eso es algo muy especial".

15 de septiembre de 2001

Zanardi se había convertido en uno de los pilotos más populares del automovilismo estadounidense al ganar dos títulos (1997-1998) y patentar su celebración al final de cada victoria con un donut sobre el asfalto.

Tras un regreso fallido a la F1, el piloto italiano volvió a la Indy Car en 2001.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El momento del impacto. El auto de Zanardi quedó completamente destrozado.

Durante la temporada tuvo muchos problemas, rodando siempre lejos de los puestos de cabeza, pero el 15 de septiembre pareció que iba a ser el día en que lograría enderezar el rumbo.

Zanardi lideraba la prueba del American Memorial en la vuelta 143 de las 154 programadas cuando entró a los pits a repostar combustible. Las imágenes de televisión lo siguieron hasta que el fórmula se disponía a regresar a la pista.

Cambiaron de plano por un instante, pero tuvieron que regresar casi de inmediato a enfocar el vehículo del piloto italiano que giraba fuera de control por el circuito.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La rápida intervención de los paramédicos fue crucial para cortar la hemorragia que sufría el piloto..

Un segundo después ocurrió lo inevitable.

El fórmula de Zanardi fue impactado de frente por Alex Tagliani, quien giraba en ese momento a más de 300 kilómetros por hora, lo que destruyó completamente la parte delantera del vehículo del piloto italiano.

También sus dos piernas.

15 de septiembre de 2016

Zanardi pudo sobrevivir al accidente y desde entonces ha dedicado su vida a superar los retos que se propone.

Regresó a competir en carreras de diferentes categorías de automovilismo, ganando incluso en pruebas de turismo, y desde 2009 se ha convertido en una de las principales figuras del deporte paralímpico.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El italiano venció por menos de tres segundos al australiano Stuart Tripp.

"Normalmente no le agradezco a Dios por este tipo de cosas porque creo que Dios tiene cosas más importantes de que preocuparse, pero hoy fue demasiado y tuve que levantar mis ojos y agradecerle", contó el campeón olímpico luego de cruzar la meta tras completar el recorrido de 20 kilómetros en 28 minutos y 36,81 segundos.

"Incluso mi accidente, lo que me ocurrió, se convirtió en la gran oportunidad de mi vida", reflexionó. "Todo lo que estoy haciendo hoy está relacionado con mi nueva condición".

"En aquel momento me preguntaron si iba a regresar alguna vez a un auto de carreras, pero lo que era más importante para mí era poder ir al baño para hacer pipí por mí mismo, pero eso no lo podía hacer".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Zanardi pudo regresar en 2003 al EuroSpeedway a girar las vueltas que le faltaron del American Memorial.

"Cuando te encuentras en ciertas situaciones tienes que identificar dónde quieres ir y concentrarte en lo que puedes lograr ese día. Sea que se trate de algo pequeño o de algo grande, paso a paso, puedes hacer que la cosas pasen", dijo.

A sus 49 años, Zanardi logró subir a lo más alto de un podio, escalón al que no pudo llegar un día como hoy hace 15 años.

Contenido relacionado