El curioso origen de la maldición que atormenta a Mayo, el equipo de fútbol gaélico que no gana desde 1951

Casa en el condado de Mayo
Image caption En cada pueblo de Mayo abundan festones rojos y verdes, los colores del equipo de fútbol gaélico del condado.

La mala fortuna de este equipo de fútbol irlandés es tan extraordinaria, que la historia de "la maldición de Mayo" es conocida por casi todos los fanáticos. Sin embargo, el hechizo más famoso de Irlanda podría romperse este domingo.

Todo comenzó en 1951. El equipo volvía a Mayo, condado ubicado en la costa oeste de Irlanda, después de vencer al prestigioso club Meath en Dublín.

En aquella época, los campeones viajaban con menos pompa que ahora. El viaje previo a la noche de celebración lo hicieron en la parte trasera de un camión.

Image caption Juego entre Mayo y Tyrone en los cuartos de final de este año.

En un pueblo llamado Foxford, según cuenta la leyenda, pasaron de largo junto a un funeral sin mostrar el debido respeto. La maldición fue entonces lanzada: Mayo no ganaría una final hasta que murieran todos los miembros de aquel equipo.

Solo dos miembros de aquel conjunto, Dr. Padraig Carney y Paddy Prendergast, continúan vivos.

La angustia de ser segundos

En 1989 el club jugó su primera final desde 1951. Se enfrentaban al equipo de Cork.

Después de la primera mitad, anotaron un gol y la victoria parecía inminente. Al entusiasmo siguió la decepción.

Cork se recuperó y terminó ganando.

Derechos de autor de la imagen Alamy
Image caption Un partido entre los equipos de Mayo y Cork en junio de 2009.

Greg Maher, estrella del futbol gaélico de Mayo y miembro de ese equipo, murió el jueves.

El suceso ha entristecido a los habitantes del condado, quienes se preparan para apoyar a su club durante la final de este fin de semana.

¿Qué es el fútbol gaélico?

  • Es el deporte más popular de Irlanda, por encima del rugby o el fútbol.
  • Juegan dos equipos, cada uno con 15 integrantes.
  • Se anota un punto cuando el balón es pateado o golpeado con el puño y pasa por encima del travesaño de la portería en forma de H.
  • Se suman tres puntos cuando el gol es anotado por debajo del travesaño.
  • El terreno de juego es un poco más grande que los campos de fútbol y de rugby.
  • A diferencia del rugby, en el futbol gaélico no existe el try o ensayo.

Mayo no cree en hechizos

Se espera que un total de 82.000 personas asistan a la final del campeonato este año. Muchos habitantes del condado de Mayo viajarán a Dublín.

Ansían saborear la victoria de su club. Han pasado 65 años desde la última vez.

Irónicamente, ningún otro condado alberga tanta pasión por este deporte.

Mientras tanto, en cada pueblo y villa del condado abundan festones rojos y verdes, los colores del equipo.

Image caption Francie Maloney (segundo de derecha a izquierda) con sus hijos e hijas.

El club Mayo ha discutido el título ocho veces en 27 años. ¿Podrá romper la maldición este domingo?

Francie Maloney, quien tenía 17 años cuando asistió a la final de 1951, explica cómo la actitud de los seguidores del equipo varía antes y después de la celebración de cada final.

Derechos de autor de la imagen Press Association
Image caption El estadio Croke Park en Dublín

Maloney nunca se ha perdido un partido importante de su equipo en el Croke Park de Dublín, hogar de los juegos gaélicos.

"Cada vez que pierden, la gente piensa que la maldición realmente existe", según cuenta.

"En cambio -asegura-, nadie quiere creer en el embrujo antes de jugar la final."

Temas relacionados

Contenido relacionado