Por qué España pide que se castigue el emotivo gesto de los hermanos Brownlee en el triatlón de México

Alistair y Jonathan Brownlee Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Alistair Brownlee ayuda a su hermano, Jonathan, a recorrer los últimos 300 metros de la prueba en Cozumel, México.

Los últimos metros de la gran final del Campeonato Mundial de triatlón en Cozumel, México, siguen dando de qué hablar.

Primero fue el sorprendente desfallecimiento del británico Jonathan Brownlee a 300 metros cuando tenía el título mundial al alcance de la mano, lo que dio paso al emotivo gesto que protagonizó su hermano, Alistair, quien detuvo su carrera, lo tomó por el brazo y lo ayudó a finalizar la prueba.

Media playback is unsupported on your device
El momento en que Alistair Brownlee ayuda a su hermano a terminar una carrera

Jonathan terminó la prueba en segundo lugar, pero no pudo evitar que el español Mario Mola se coronara campeón del mundo.

Lo que sí logró el menor de los hermanos británicos fue quedarse con el subcampeonato, por delante de otro triatleta español, Fernando Alarza.

Es aquí donde está el fondo de la posición de la Federación Española de Triatlón (FETRI) que, sin entrar a valorar el lado humano y sentimental del gesto de los hermanos Brownlee, considera que en realidad se trató de una acción ilícita.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption España fue el gran protagonista del mundial de triatlón al quedar campeón con Mario Mola y en tercer lugar con Fernando Alarza.

En defensa de sus intereses

La FETRI presentó un recurso al final de la prueba solicitando la descalificación de los hermanos Brownlee, pero el Jurado de Competición de la Unión Internacional de Triatlón (ITU, por sus siglas en inglés) lo rechazó de manera unánime en base al Apéndice K, Regla 7, del reglamento, el cual establece que los atletas pueden recibir ayuda de otro competidor, oficial técnico u oficial de carrera.

"Debe tenerse presente que la situación denunciada tuvo incidencia en el resultado tanto de la prueba final de Cozumel como del Gran Final de las Series Mundiales de Triatlón 2016, afectando directamente a resultados deportivos de triatletas españoles", expresó la FETRI en un comunicado.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Pese a la ayuda, Jonathan Brownlee no pudo conseguir el título mundial.

El organismo español asegura que no tiene nada en contra de ningún triatleta, pero reiteró que tiene que velar por "sus propios intereses y los de sus deportistas".

Es por eso que una vez "analizados los hechos acontecidos" presentará un "recurso de apelación ante el Tribunal de Arbitraje de la ITU".

La FETRI considera que "una correcta aplicación e interpretación de la reglamentación debería conllevar la descalificación de los deportistas implicados".

¿Confusión?

Para la federación, la acción entre los hermanos Brownlee "se trató de una situación en la que se produjo una evidente ayuda de un participante a otro, no estando permitida ni prevista la misma en la reglamentación aplicable".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El menor de los hermanos británicos tuvo que ser atendido sobre la línea de meta y trasladado a un hospital.

En el texto agrega que, pese a la explicación que acompañó la decisión del Jurado de Competición en Cozumel, "admitir ayudas o apoyos entre participantes que no se encuentren expresamente previstas en la normativa compromete la propia esencia de una especialidad deportiva individual".

La conducta de los hermanos Brownlee fue apreciada y admirada en diferentes partes del mundo, hasta el punto que varias personalidades, como JK Rowling, autora de Harry Potter, y Jessica Ennis-Hill, campeona mundial de heptatlón, tuvieron palabras de elogio para los triatletas británicos.

De prosperar la apelación de la FETRI, Alarza ascendería al segundo lugar en detrimento de Jonathan Brownlee con lo que España tendría al campeón y subcampeón mundial de triatlón.

Temas relacionados

Contenido relacionado