¡8,1 segundos! Cómo fue el gol más rápido en la historia del Mundial de Fútbol

Benteke anotó tres goles en la cómoda victoria sobre Gibraltar. Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Benteke anotó tres goles en la cómoda victoria sobre Gibraltar.

Pitazo inicial y gol. Así fue que comenzó el partido entre Bélgica y Gibraltar, un duelo que en principio se preveía sin mayor trascendencia pero que pasó a formar parte de la historia del fútbol.

Y todo gracias a Christian Benteke, quien anotó el gol más rápido en la historia de mundiales, sea eliminatorias o en la fase final, al enviar el balón al fondo de la red en sólo ¡8,1 segundos!

Ese fue el primero de los tres goles que el delantero belga marcó en la victoria 6-0 sobre la modesta selección gibraltareña, que participa en apenas su segundo proceso de clasificación para un gran torneo de fútbol.

El tanto de Benteke borró del mapa futbolístico la mayor proeza que había logrado San Marino con un balón, el gol de Davide Gualtieri contra Inglaterra en 1993, que hasta este martes permaneció como el más rápido de la historia con un tiempo de 8,3 segundos.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Inglaterra dejó de ser la víctima del gol más rápido de la historia en los mundiales gracias al tanto de Benteke.

La hazaña adquiere mayor relevancia si se toma en cuenta el dato compartido por el estadístico experto en deportes Alexis Martín Tamayo, conocido en las redes sociales como @2010MisterChip.

"22.633 goles en la historia de la Copa Mundial (20.254 en Eliminatorias y 2.379 en fases finales). Hoy se marcó el más rápido de todos ellos", publicó en su cuenta de Twitter.

Sin embargo, el tiempo de 8,1 segundos del tanto de Benteke quedó a una considerable distancia de los goles más rápidos en el fútbol.

Ver para creer

Si bien no hay un registro oficial en el Libro Guinness de los Récords sobre el gol más rápido de la historia, hay varios que postulan para ser reconocidos con tal honor.

Está el de Nawaf Al Abded, por ejemplo, que en 2009 anotó gol dos segundos después del saque inicial en un partido de copa en Arabia Saudita, pero ese es el mismo tiempo que se asegura estableció Vuk Bakic en 2012 en un partido de segunda categoría en Serbia.

El problema es que en ninguno de los dos casos hubo un sistema de medición exacto para definir cuál fue el más rápido.

Tampoco lo hubo en el que marcó Marc Burrows en un partido amateur en un tiempo de 2,5 segundos, pero este tanto sí fue reconocido por un organismo oficial como lo es la Asociación Inglesa de Fútbol.

Burrows convirtió su gol en un partido entre el Cowes Sports FC y el Eastleigh Reserves en 2004, precisamente el año en el que el Libro Guinness de los Récords registró por última vez el gol más rápido de la historia en el fútbol profesional.

Ese honor lo tuvo el delantero uruguayo Ricardo Olivera, quien en 1998 necesitó de sólo 2,8 segundos para abrir la cuenta de su equipo Río Negro contra Soriano.

Temas relacionados

Contenido relacionado