5 datos del regreso a México del fútbol americano de la NFL con los Raiders de Oakland y los Texanos de Houston

Aficionado de la NFL en México Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption México vuelve a ser anfitrión de un partido de la NFL en temporada regular luego de 11 años de ausencia en tierras aztecas.

La espera de más de una década terminó para la afición más grande al fútbol americano de la NFL fuera de Estados Unidos.

El Estadio Azteca de la Ciudad de México vuelve a vibrar este lunes con un partido de temporada regular de la NFL para el que las localidades se agotaron tras 10 minutos de venta.

Los Raiders de Oakland se enfrentan a los Texanos de Houston ante más de 85.000 espectadores, mientras que millones de aficionados más podrán ver el partido por televisión abierta.

Con este regreso de la NFL hay cinco datos que reflejan los aciertos y desafíos que tuvo México para volver a tener un juego de la liga más importante de fútbol americano del mundo.

Anotación: la afición más grande

La influencia de uno de los deportes más populares del vecino del norte ha permeado en México durante décadas, donde se calcula que hay unos 24 millones de aficionados.

Para el director de NFL México, Arturo Olivé, se trata de la comunidad fuera de EE.UU. con el mayor número de seguidores, por encima de Brasil y Canadá.

Cada año, el Súper Tazón es uno de los eventos televisivos más esperados en el país: casi 13 millones de personas vieron el Super Bowl de 2015, según el diario mexicano El Economista.

Las autoridades de la Ciudad de México estimaron que 300.000 personas estuvieron en las actividades del "Fan Fest" previas al partido de este lunes.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Miles de personas disfrutaron de las competencias y espectáculos previos al partido del lunes por la noche en la Ciudad de México.

Anotación: la entrada más barata

Los organizadores de este juego de lunes por la noche fijaron los precios de las entradas con precios que van desde los 500 hasta los 6.000 pesos mexicanos (entre US$25 y US$300).

En Estados Unidos, asistir a un partido tuvo un costo promedio de US$85 en 2015, pero hay localidades desde US$35, como en el estadio de los Raiders de Oakland.

El juego de este año en el Estadio Wembley de Londres vendió sus pases más accesibles a US$30.

De ahí que el boleto más barato hasta ahora para un partido de temporada regular sea el de US$25 en la Ciudad de México, donde se espera una recaudación de US$10 millones.

La NFL reportó que las localidades se agotaron en los primeros 10 minutos desde que salieron a la venta.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Los organizadores del evento pusieron los precios de las entradas en un rango de US$25 a US$300 y se agotaron en 10 minutos.

Anotación: el renovado Azteca

La empresa propietaria del Estadio Azteca inició desde principios de 2016 una remodelación del Estadio Azteca con motivo del 50 aniversario del recinto, pero también para cumplir los requisitos de la NFL.

Las tribunas fueron las que sufrieron la principal transformación y fueron construidos 38 palcos ejecutivos, 103 palcos club, se instalaron 1.100 butacas especiales y por primera vez hay acceso WiFi para los aficionados.

La reestructuración de la tribuna redujo el aforo del estadio de más de 100.000 personas a 85.000.

"De los mejores estadios de la NFL, el Azteca está muy lejos", opinó este lunes Eduardo Varela, cronista de la cadena ESPN que transmite el juego de esta noche.

"Pero está en el estándar límite. Las mejoras fueron extraordinarias, los palcos están muy bien. Si uno es muy detallista, todavía le falta al Estadio Azteca. Pero la cancha está en muy buenas condiciones. Por algo la NFL aceptó esto".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Parte de las tribunas en la parte alta y baja del Estadio Azteca fueron reformadas para la construcción de palcos y secciones especiales.

Intercepción: la inseguridad

No salir del hotel, no tomar alimentos fuera del comedor, no portar mucho efectivo, dejar los objetos valiosos en casa y hasta no tomar agua que no sea embotellada.

Esas eran algunas de las peticiones que la directiva de los Texanos de Houston hizo a sus jugadores para el partido de la Ciudad de México, según un reporte de la agencia AP.

Los jugadores recibieron un memorando con las advertencias para prevenir incidentes de inseguridad en la capital mexicana, donde se registran altos índices de delitos como robos y asaltos.

El gobierno de la Ciudad de México informó que 5.300 policías forman parte del operativo de seguridad para la noche del partido.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption La NFL calcula que hay unos 24 millones de seguidores del fútbol americano en México, la afición más grande fuera de EE.UU.

Balón suelto: el récord de asistencia

El Estadio Azteca fue inaugurado en 1966 pero no fue hasta 1994 cuando albergó el primer juego de fútbol americano de la NFL entre los Vaqueros de Dallas y los desaparecidos Petroleros de Houston.

Sin embargo, el primer partido de temporada regular en este estadio se celebró en 2005, entre los 49ers de San Francisco y los Cardenales de Arizona, partido al que asistieron 103.467 personas.

México tuvo entonces el récord de aforo para un partido de temporada regular.

Pero perdió la distinción en 2009 cuando los Vaqueros inauguraron su estadio y registraron una entrada de poco más de 105.000 personas.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Durante cuatro años se mantuvo como récord de asistencia los casi 103.500 aficionados que estuvieron en el Estadio Azteca en el partido de 2005.

Contenido relacionado