El día que Argentina venció la maldición de las finales en una épica serie de Copa Davis

El equipo argentino levanta la Copa Davis Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Argentina había intentado cuatro veces conseguir el título de Copa Davis, pero no había podido dar ese último punto en las finales.

Argentina hizo historia este domingo al lograr su primer título de Copa Davis en una emocionante serie de partidos como visitante ante Croacia.

Federico Delbonis, número 41 del mundo, logró un partido redondo en el juego decisivo y venció 6-3, 6-4 y 6-2 al croata Ivo Karlovic, número 20, y así coronar al equipo albiceleste en la cancha de Zagreb.

El equipo argentino, con Juan Martín del Potro como líder y Leonardo Mayer (137), estalló en júbilo tras el triunfo de Delbonis, mientras que decenas de hinchas albicelestes celebraban en la tribuna.

Y es que esta era la victoria que durante mucho tiempo se le había negado a Argentina: cuatro finales jugadas y cuatro derrotas hasta este domingo.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Decenas de argentinos viajaron hasta Croacia para apoyar a su equipo de Copa Davis que no era el favorito de la final.

El factor Del Potro

Juan Martín del Potro (38)fue clave en la serie, pues venció al mismo Karlovic y a Marin Cilic, quien es número seis de la clasificación mundial, en sus respectivos partidos individuales.

El tenista de 28 años venía de dos años de lesiones que lo llevaron hasta el número 590 del ranking ATP, pero 2016 fue su año de redención: ganó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río y ahora la Copa Davis.

El triunfo contra Cilic fue crucial, pues Del Potro estaba 2-0 abajo en el juego y 7(7)-6(4), 6-2, pero el argentino vino de atrás y remontó el juego 7-5, 6-4 y 6-3 para el vital triunfo.

Con Mayer había perdido el partido de dobles, mientras que Cilic venció en la primera ronda a Delbonis, lo que puso más emoción a la serie.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Del Potro empató la serie 2-2 en un espectacular partido a cinco sets contra Cilic.

No iba a ser sin sufrimiento - Daniel Pardo, BBC Mundo, Buenos Aires


Argentina no iba a ganar una final sin épica.

Después de perder tres finales en fútbol de manera traumática y luego de haber sido subcampeones de Copa Davis cuatro veces, la de Zagreb será celebrada con ganas.

Y el lunes, vale añadir, es festivo en Argentina.

Así, Del Potro se consagra como un ídolo, uno de los que en Argentina, con el tiempo, se convierten en semidioses.

Maradona, a propósito, fue el otro ingrediente de la jornada, que con sus manos en la cabeza desde la tribuna en Zagreb compartía con los argentinos ese sentimiento de "no lo puedo creer".

Los obstáculos deportivos y físicos por los que ha pasado Delpo -como le dicen a Del Potro en Argentina con cariño- hacen de su gesta del domingo un ejemplo para muchos argentinos.

"Cuando el argentino se lo propone, lo logra", decía el domingo un porteño en una parrilla al son de cánticos de celebración, mientras saboreaba un ya frío pedazo de bife.

Que, sin embargo, supo a gloria.


Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Federico Delbonis venció en el partido decisivo en el que se impuso en tres sets al croata Ivo Karlovic, favorito para ganar.

Temas relacionados

Contenido relacionado