Los ambiciosos planes del "hippy de los US$120 millones" para el único club vegano de fútbol del mundo

Jugador del Forest Green Rovers Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El Forest Green Rovers es el club más antiguo de los que juegan en la liga nacional, la quinta división del fútbol en Inglaterra.

No hay muchos clubes de fútbol con una consciencia medioambiental tan marcada como la del Forest Green Rovers, el equipo más antiguo de la liga nacional en Inglaterra fundado en 1889.

En especial desde que fue adquirido en 2010 por Dale Vince, un empresario multimillonario que construyó su fortuna gracias a una idea que tuvo cuando vivía como nómada y activista en defensa del medio ambiente.

Vince es el dueño de la compañía de energía sostenible Ecotricity, que fundó en 1996 luego de percatarse del poder del viento para generar energía tras instalar una turbina eólica de construcción casera en el techo del camión en el que vivía y viajaba.

Image caption Vince transformó una idea de su pasado nómada en una de las principales compañías de energía sostenible del mundo.

Luego fue aumentando el portafolio de energía sostenible de la compañía, incorporando la construcción de paneles solares, y perfeccionando la producción parques eólicos alrededor de Reino Unido.

Esta forma de vida y consciencia ecológica fue lo que trasladó Vince al Forest Green Rovers.

Hamburguesas sí, pero de quinua

Uno de los primeros proyectos en el club fue proveer al estadio de paneles solares para generar más del 10% de la electricidad que utiliza, así como mantener un terreno de juego completamente orgánico que la hecho merecedor de premios por su iniciativa ecológica.

"Nosotros no utilizamos pesticidas, insecticidas, fungicidas o herbicidas", explicó Vince.

Derechos de autor de la imagen Forest Green Rovers
Image caption El club busca demostrar que la dieta vegana ofrece opciones de comida atractivas.

"Reciclamos el agua por lo que todo lo que sale drenado del campo va a un tanque y luego utilizamos nuevamente el agua para regar la grama. Lo que tratamos de hacer es proveerla de algas, bacterias, tipos de productos naturales que sirvan para mantener el campo".

Otra de sus iniciativas en 2011 fue establecer un régimen alimenticio vegano entre los jugadores de la plantilla, así como dejar de vender las tradicionales hamburguesas y salchichas en el estadio, pasando a ser un menú completamente vegetariano a mediados de 2015.

Derechos de autor de la imagen Forest Green Rovers
Image caption El club no sólo impone la dieta vegana a los jugadores, también lo es el menú disponible para los aficionados que van al estadio.

Este año completó la transición hasta convertir a todo el estadio en vegano, cambiando la leche de vaca por una de soja o de avena y retirando todos los productos animales.

Vince, quien es un defensor de la dieta vegana, admitió que agilizó la transformación a raíz del informe de la Organización Mundial de la Salud publicado en 2015 en el que vinculó el consumo de carnes rojas con el cáncer.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El agua que se utiliza para regar el campo de juego es reciclada.

"Es claro, la carne es mala para la salud de los humanos", dijo.

"Concientizar sobre este hecho y demostrar que una dieta basada en plantas puede lucir y saber bien es una parte importante de nuestro trabajo".

Estadio ecológico

El próximo paso apunta hacia la construcción de un nuevo estadio.

"Será el primer estadio del mundo hecho completamente de madera, lo que es un tema muy importante en cuanto a la sostenibilidad ambiental", explicó Vince.

Derechos de autor de la imagen Forest Green Rovers
Image caption Se espera que el nuevo estadio que es conocido como el "Eco Park" coste alrededor de US$120 millones.

"Tres cuartas partes del impacto ambiental de todos los estadios deportivos proviene del material en el que fueron construidos y la madera es uno de los productos más sostenibles ecológicamente, con una tasa muy baja de contaminación".

Aunque en Reino Unido se prohibieron las gradas de madera a raíz de la tragedia de Bradford, cuando murieron 56 personas por un voraz incendio en 1985, Vince está convencido que es posible evitar que ocurra algo similar gracias a lo que ha avanzado la tecnología desde entonces.

"Será un hermoso diseño de Zaha Hadid, que es un arquitecto de gran renombre".

Contenido relacionado