Las rutinas de ejercicios que practican y promueven los altos ejecutivos para mejorar el rendimiento en el trabajo

Rodando en bicicleta Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption Las cualidades que se requieren para mantener una rutina de ejercicios son las mismas que contribuyen al éxito empresarial.

El convencimiento de que uno está relacionado con el otro es total y es por eso que se considera que el ejercicio es uno de los pilares que sustenta al hombre de negocios del siglo XXI.

El ejemplo está en el estilo de vida que siguen la mayoría de los altos ejecutivos que se encuentran reunidos esta semana en el Foro Económico Mundial en Davos.

Para ellos es tan importante mantener un buen estado físico como el éxito que tienen en sus negocios, de allí que muchos no oculten su frustración por la cargada agenda de reuniones y encuentros en el resort suizo.

Uno es el director ejecutivo de Levi Strauss & Co, Chip Bergh, que en los últimos años ha liderado el resurgimiento de la famosa compañía de jeans.

Derechos de autor de la imagen Levi
Image caption Bergh dedica entrre 12 y 14 horas a la semana a la actividad física.

Bergh, quien practica el veganismo y suele participar en competencias de triatlón, se ejercita de manera diaria entre 5:30 y 7 de la mañana con una rutina que incluye sesiones de natación, de carrera y pesas.

En total suma entre unas 12 y 14 horas a la semana dedicadas a las actividades físicas.

"Nadie es más intenso que yo", le aseguró a la BBC.

Para él tiene sentido que ese tipo de determinación, disciplina y deseo por exigir a tu cuerpo el máximo sea el mismo que se requiere para alcanzar la cima en el sector empresarial.

Rendimiento

Cuando Bergh llegó a Levi's, tras pasar tres décadas en Procter & Gamble, se encontró con una compañía que estaba siendo superada por otras marcas y con ventas que rondaban la mitad de lo registrado en sus mejores años.

Image caption En Davos hay señales que indican el tiempo y el número de pasos necesarios para llegar a los lugares.

Para implementar la transformación cambió a 10 de los 11 altos ejecutivos de la compañía y a dos tercios de los gerentes, e introdujo recortes significativos en áreas como tecnología, finanzas y servicios al cliente.

El resultado fue que las ventas y las ganancias se han incrementado en los últimos cuatro años.

Bergh está convencido que él no hubiera sido capaz de tomar esas decisiones tan drásticas y tener éxito de no haber sido por su dedicación al ejercicio.

"Creo firmemente que ayuda al rendimiento. En mi caso, cuando me siento sano y hago ejercicio, me alimento bien y descanso lo suficiente soy mucho más productivo en el trabajo", dijo.

Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption Los lugares de trabajo promueven cada vez más el uso del balón suizo.

Una de sus primeras decisiones en la compañía fue establecer un programa de beneficios para los empleados, que incluyó acceso a un gimnasio de membresía barata y una cafetería con un enfoque dedicado a la alimentación saludable en la sede de la empresa en San Francisco, Estados Unidos.

"No se trata sólo del rendimiento. También lo hacemos para evitar costos", señaló en referencia a los problemas de salud que pueden sufrir las personas que no hacen ejercicio.

Estrategia

Según Nerio Alessandri, fundador y director ejecutivo del fabricante de equipamiento deportivo italiano Technogym, las compañías están aumentando constantemente sus programas para impulsar la actividad física entre sus empleados.

Para 2022 se espera que los llamados millennials, la generación nacida entre 1980 y 1999, compongan un 75% de la fuerza laboral en el mundo, según predice la consultora Deloitte, y ellos exigirán que las compañías ofrezcan infraestructura para poder mantenerse en forma.

"Será una clave para atraer talento. Ellos no querrán un espacio para el auto u otras cosas que antes eran importantes", señaló Alessandri.

Derechos de autor de la imagen (c)Marco Onofri
Image caption Nerio Alessandri, fundador y director ejecutivo de Technogym, cree que las compañías tienen que ofrecer programas de ejercicios a los empleados.

Además de los salones de reuniones que se instalaron especialmente para el foro en Davos, también hay uno con máquinas y todo tipo de material deportivo.

Mientras hablaba sentado sobre un balón suizo, sin parar de moverse, Alessandri dijo que el "ejercicio es uno de los pilares de los mejores directores ejecutivos".

"Si no estas sano, no puedes tener una mente sana, no tienes creatividad, no tienes energía y la productividad cae".

En la sede de Technogym en Cesena, en Italia, está prohibido tomar el ascensor a menos que alguien tenga una condición física previa, y no hay sillas en las salas de reuniones. En su lugar hay balones suizos.

"La gente nació para moverse unos 30 kilómetros al día. Hoy, en general, el promedio es de menos de 1 kilómetros. Estamos dedicados a reducir esa diferencia", dijo Alessandri agregando que uno de sus objetivos es cambiar la cultura sedentaria de la sociedad moderna.

De allí que la mejor estrategia para cumplir con ese objetivo es comenzar a hacer ejercicio desde temprano en la mañana.

Temas relacionados

Contenido relacionado