Simone Biles: "Se puede ser hermosa teniendo un cuerpo musculoso"

Simone Biles en las Olimpíadas de Río 2016 Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Biles afirma que hay distintos tipos de belleza.

Su precisión, su fortaleza y sus hazañas sorprendieron a entendidos, aficionados y espectadores de las Olimpíadas de Río 2016.

La gimnasta estadounidense Simone Biles batió varios récords y logró lo que ninguna mujer de su país había conseguido: cuatro medallas de oro en las pruebas de suelo, salto, general individual y general por equipos.

Estuvo muy cerca de ganar cinco medallas de oro, pero la pérdida de equilibrio tras un salto en una de las competencias de barra, impidió que lo lograra. Consiguió, sin embargo, una medalla de bronce en esa disciplina.

A su hazaña olímpica se suman los 10 títulos mundiales que ha obtenido y que la convirtieron en la primera gimnasta en la historia en ganar tres campeonatos mundiales consecutivos en el programa completo.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Para la gimnasta es importante defender las ideas que se tienen.

Los distintos tipos de belleza

Su marcada musculatura, su altura y su físico han sido fundamentales en sus victorias y, sin embargo, esas características han generado algunos comentarios negativos.

La joven, de 19 años, mide 1,45 metros y pesa 47 kilos.

"No habría ganado todas esas medallas si no fuera por mi cuerpo. Hay diferentes tipos de belleza, se puede ser hermosa teniendo músculos", le dice Biles a la BBC.

Considera que hay un ideal físico de mujer -asociado con el estilo de chicas dedicadas al modelaje- que suelen tener los hombres.

"Ellos quieren que nos veamos de cierta forma. Pero yo no le presto atención a ese tipo de comentarios, ni siquiera los veo. Hacerlo, y responderlos, es darle el gusto a esas personas. Lo mejor es ignorarlos, de lo contrario, ellos ganan", afirma la chica.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La estadounidense ganó cuatro medallas en las Olimpíadas de Río 2016.

Dificultades y triunfos

Los primeros años en la vida de Biles no fueron fáciles.

Su madre era drogadicta y alcohólica, y cuando la joven tenía apenas tres años, los servicios sociales de Columbus, en Ohio, Estados Unidos, le quitaron la custodia de sus cuatro hijos.

Un tiempo después, su abuelo materno, Ronald Biles, y su mujer, Nellie, adoptaron a la gimnasta y a su hermana menor, Adria.

Esa realidad, sin embargo, no la marcó de forma negativa. Es una chica segura de sí misma.

"Es importante defender las ideas y posturas que se tienen. La gente te define en función de lo que ellos creen de ti. Pero, ¿por qué no puedo ser, sencillamente, yo, Simone Biles? No soy como más nadie.

Y en 10 años, ¿dónde se ve?

"Me gustaría estar comprometida… aunque también me da un poco de susto", confiesa.

Temas relacionados

Contenido relacionado