Alessandro Cupini, el futbolista prodigio de 10 años que quiere la Roma y ya es una estrella de las redes sociales

Alessandro Cupini Derechos de autor de la imagen Alessandro Cupini/Instagram
Image caption Alessandro Cupini tiene 10 años y ya sueña con jugar en los grandes clubes del mundo.

En menos de 15 segundos de video se puede ver la destreza: un niño de 10 años que vive en Kansas City, Estados Unidos, gambetea a lo Messi a cuatro rivales y la cruza a la izquierda del portero para anotar.

Se llama Alessandro Cupini y es una de las nuevas sensaciones del fútbol infantil. El próximo año se mudará a Italia para ser parte de la academia internacional que tiene la Roma para la búsqueda y formación de nuevas estrellas.

Pero, a diferencia de los otros niños que asistirán, Cupini ya es una figura popular en el mundo virtual: tiene cerca de 40.000 seguidores en Instagram, 2.300 en Twitter y un canal propio en YouTube.

En sus publicaciones se ve a Cupini eludiendo rivales como Maradona en el 86 a los ingleses. Y ganó seguidores tras la atención de un ídolo en particular: Francesco Totti, "il eterno capitano".

Derechos de autor de la imagen Alessandro Cupini/Instagram
Image caption Este año Alessandro (segundo de izquierda a derecha) ya se probó con la academia de la Roma y espera estar en la que tiene el equipo en su sede italiano.

"Totti, solo soy un chico que tiene el sueño de ser como tú algún día. Y ese sueño se podrá hacerse realidad cuando comience en la academia de la Roma el próximo año. Ojalá pueda conocerte", escribió en su cuenta de Instagram el mismo día en que Totti jugó su último partido.

Irse a otro país

Sin embargo, la decisión de marcharse a Italia no ha sido visto con los mejores ojos y por varias razones: Cupini apenas tiene 10 años y ya está siendo sometido al tratamiento de una estrella.

Sobre todo, además, porque la FIFA ha prohibido, para evitar el tráfico de futbolistas, que un joven jugador menor de 16 años sea transferido a otro país.

Sin embargo, en este caso el apellido jugará un papel fundamental: el abuelo de Alessandro es italiano y eso le permitirá tener ambas nacionalidades.

Derechos de autor de la imagen Alessandro Cupini/Instagram
Image caption Cupini con una de las leyendas de la Roma y la selección italiana, Bruno Conti. Alessandro Cupini/Instagram

Pero eso significa que la familia, que es propietaria de un restaurante italiano en Kansas City, deberá dejar EE.UU. para irse a vivir el sueño de Alessandro.

Como alguna vez lo hizo el padre de Messi. Como alguna vez lo hicieron decenas de padres que creyeron que tenían un Messi.

"Sabemos lo difícil que puede ser esta decisión, tanto para Alessandro como para nosotros, pero creemos que será para bien", le dijo al diario británico The Guardian Franco Cupini, el padre del niño.

"Ahora, si algo llegara a salir mal, que sabemos que puede pasar, pues regresamos a casa", agregó.

Lo cierto es que muchas cosas pueden salir mal, como es el caso de estrellas que nacieron prematuramente y que cayeron en la categoría de "juguetes rotos",

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Freddy Adu debutó a los 14 años en la MLS, pero ahora, a los 28 años, se encuentra sin equipo.

Ejemplo 1: el noruego Martin Odegaard, quien en 2016 llegó con 16 años al Real Madrid y ahora está a préstamo en el SC Heerenveen de la primera división holandesa.

Ejemplo 2: Freddy Adu, el ghanés nacionalizado estadounidense que debutó a los 14 años en la Major League Soccer en 2004, jugó para la selección de EE.UU. y hasta llegó a firmar un contrato con Nike. Pero ahora, 13 años después y con apenas 28 años, está sin contrato.

Cupini espera alcanzar la cima y mantenerse.

Temas relacionados

Contenido relacionado