Golden State Warriors gana su segundo título de la NBA consecutivo al derrotar a Cleveland Cavaliers

Curry Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Curry fue el máximo anotador de su equipo.

Los Golden State Warriors se proclamaron este viernes campeones de la NBA por segunda temporada consecutiva al volver a imponerse en las finales a los Cleveland Cavaliers.

Los de Stephen Curry, que han ganado tres de los últimos cuatro títulos, se impusieron en el partido de esta noche por 108-85.

La nueva derrota de Cavaliers dejó la serie final en un contundente 4-0. Es la segunda ocasión en que LeBron James se queda a cero en una final después de la de 2007 frente a los San Antonio Spurs, también con Cleveland.

El equipo californiano se convirtió en el primero en revalidar el título de la NBA desde que lo hicieran los San Antonio Spurs de Manu Ginóbili en 2013 y 2014.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Curry y Durant fueron clave en la derrota de James.

Durant, MVP

Curry terminó la noche con 37 puntos, incluidos los 20 que anotó en la primera mitad y que le sirvieron a su equipo para tomar una cómoda ventaja con la que llegaría al final.

Sin embargo, al igual que el año pasado, el premio al jugador más valioso de la final (MVP) fue para su compañero Kevin Durant, que esta noche hizo 20 puntos, capturó 12 rebotes y dio 10 asistencias.

Con los de este viernes, Durant lleva 28 partidos de play-off consecutivos sumando 20 puntos o más.

James, que por supuesto volvió a ser el máximo anotador de su equipo, se quedó en 23 puntos, por debajo de los partidos anteriores, cuando anotó 33, 29 y los estratosféricos 51 del primer juego.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption James se convierte en agente libre este verano y podría así abandonar Cleveland.

La estrella de Cleveland dejó la cancha en medio de una ovación espectacular después de haber jugado 41 de los primeros 44 minutos.

El que para muchos es el mejor jugador de la historia se puede convertir en agente libre este verano. Es por eso que en la NBA se habla de que, a sus 33 años, puede haber disputado su último partido con los Cavaliers.

Temas relacionados

Contenido relacionado