Rusia 2018: cómo los rusos pasaron de estar "desahuciados" a protagonizar el mejor arranque de un país anfitrión en la historia de los mundiales

Denis Cheryshev con los brazos en alto Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Denis Cheryshev celebra el segundo gol de los rusos a Egipto.

No pocos vaticinaron que Rusia sería uno de los peores equipos anfitriones en la historia de la Copa del Mundo.

El equipo local llegó al Mundial como la selección peor clasificada del ranking de la FIFA, en el puesto 70, y por ello fue blanco de bromas crueles por parte de propios y extraños en las semanas previas.

Sin embargo, los rusos callaron a sus detractores en dos partidos: victorias por 5-0 sobre Arabia Saudita y por 3-1 ante Egipto y la clasificación a los octavos de final con un partido por jugar.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La afición rusa pasó de la apatía y el desprecio por su selección a la alegría total.

Se trata del mejor arranque de un anfitrión en la historia de los mundiales.

¿El secreto de este sorprendente éxito?

"Que tengamos dos victorias no es un accidente porque somos un grupo solidario", explicó el entrenador Stanislav Cherchesov.

"Se necesita un milagro"

Rusia llegó a su Mundial después de siete amistosos en los que no logró una sola una victoria, la peor racha de su historia, por ello terminó en el puesto 70 de la tabla de la FIFA.

La confianza en el equipo era tan baja que un periodista deportivo de Gazeta.ru afirmó que solo "un milagro" podría evitar que el anfitrión sucumbiera en la fase de grupos.

Las desgracias que seguían al equipo eran tantas que llegaron a sacar del retiro al centrocampista de 38 años Sergei Ignashevich debido a una seguidilla de lesiones de otros seleccionados.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Salah, la estrella egipcia, poco pudo hacer contra los rusos.

Pese a todos estos antecedentes de tragedia, esto es lo que los rusos han logrado en apenas dos juegos:

  • Rusia ha protagoniza el mejor comienzo de todos los anfitriones de la Copa del Mundo en la historia.
  • Sus ocho goles en dos partidos igualan la marca de Italia en 1934, pero los azzurri recibieron dos tantos.
  • El equipo del entrenador Stanislav Cherchesov anotó la misma cantidad de goles en 180 minutos como España en todo su recorrido para ganar el campeonato de 2010.
  • La clasificación a la segunda ronda es la primera de los rusos desde la desintegración de la Unión Soviética.
  • Los ocho goles en este Mundial superan la cantidad de tantos anotados por las selecciones rusas en los mundiales de 2002 y 2014.

¿Fue fácil? ¿Hubo suerte?

Hay que reconocer que el grupo de Rusia es uno de los considerados fáciles.

Los locales debutaron contra Arabia Saudita, ubicada en el puesto 67 de la tabla de la FIFA, el segundo peor clasificado detrás de ellos.

Luego se enfrentaron al número 45 del ranking, Egipto, que no ganó ni un partido desde octubre y no conoce de victorias en mundiales.

Uruguay es la última selección con la que se enfrentará Rusia y está en el puesto 14 de la lista de selecciones de todo el mundo.

El partido se jugará el próximo 25 de junio.

Tal vez contra ellos se pueda comprobar si la selección rusa realmente tiene nivel o sus primeros pasos exitosos se debieron a la debilidad de sus rivales.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Pocos esperaban el éxito que en la actualidad atraviesa Rusia.

Otro elemento es la "buena fortuna" de Egipto.

De sus ocho goles, solo dos han sido anotados por jugadores que fueron titulares en el partido de estreno contra Arabia Saudita.

Denis Cheryshev marcó dos veces contra los saudíes, pero recién ingreso al terreno de juego después de ingresar como reemplazo por una lesión de Alan Dzagoev.

Artem Dzyuba ingresó por un cambio táctico y también anotó en el juego inaugural.

Ambos jugadores mantuvieron sus lugares contra Egipto y anotaron nuevamente.

Cheryshev es un jugador hábil del Villarreal, pero su buena racha es una sorpresa para todos.

Solo había marcado dos goles en la Liga en las dos temporadas anteriores, y nunca había anotado en el fútbol de selecciones en los 11 partidos que había jugado.

Entonces, ¿Rusia es un buen equipo o solamente afortunada? Parece que la respuesta es ambas.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado