Rusia 2018: por qué tantos odian a Neymar (hasta en Brasil)

Neymar llora en el campo de juego. Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption La reacción emocional de Neymar al final del juego de Costa Rica no cosechó mucha simpatía.

Cuando el árbitro polaco Szymon Marciniak sopló el silbato para poner fin a un emocionante partido entre Alemania y Suecia en Sochi, Rusia, el sábado pasado, el tráfico en las redes sociales se disparó.

Pero las menciones sobre Tony Kroos de Alemania no solo se referían a su gol ganador a los 95 minutos.

Kroos también fue aclamado por "no llorar como Neymar".

Al día siguiente, el jugador brasileño rompió en llanto después de que su equipo también necesitara tiempo adicional para vencer a Costa Rica en San Petersburgo.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El temperamento de Neymar lo llevó a acumular 140 tarjetas amarillas y 8 rojas.

Los fanáticos de Brasil estuvieron entre los que hicieron comentarios menos comprensivos.

Y eso pone en relieve la difícil situación de Neymar en Rusia 2018 hasta el momento: es un jugador que todo el mundo ama odiar en esta Copa Mundial de la FIFA.

Durante el fin de semana fue difícil para cualquier persona interesada en el torneo no tropezar con los memes dirigiendo sarcásticamente las críticas hacia el delantero, especialmente la percepción de que se cae demasiado fácil para simular faltas.

Un bar en Río de Janeiro incluso anunció que ofrecería "bebidas gratis por cada vez que Neymar simulara" durante el partido de Brasil contra Serbia el miércoles, que terminó con victoria para la Canarinha 2-0..

El año pasado, Neymar se convirtió en el jugador más caro del mundo cuando el club francés Paris St. Germain pagó al Barcelona más de US$270 millones por su pase.

El impulso en las cuentas bancarias del jugador de 26 años no pasó desapercibido para personas que ya no veían con buenos ojos el estilo de vida lujoso de Neymar.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Al brasileño le gusta la vida de famoso y disfruta de la compañía de otros deportistas como el piloto de F-1 Lewis Hamilton.

Aunque él no es el único futbolista millonario, Neymar no duda en publicar fotos desde su jet privado, por ejemplo.

También en las redes sociales es donde Neymar vuelca a menudo su temperamento.

Después de leer las críticas sobre sus lágrimas en el campo de juego, escribió en Instagram: "Incluso los loros pueden hablar".

Durante el partido contra Costa Rica, el brasileño fue amonestado por disentir y podría haber sido expulsado después de que el VAR, ante una posible sanción de penal , mostró cierto grado de simulación.

Esas actitudes eclipsaron un hito que fue al anotar el último gol de Brasil en ese partido. Neymar alcanzó un total de 56 goles y se convirtió en el tercer máximo goleador de todos los tiempos del país, y el único que sigue activo.

De hecho, Neymar recibió un poco de regaño de precisamente el hombre que despojó del tercer lugar, el ganador de la Copa del Mundo de 1994, Romario.

"Aún no has demostrado lo que sabes y lo que puedes hacer en esta Copa del Mundo, pero sigo creyendo que puedes", escribió Romario en una publicación de Instagram el viernes.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Neymar es acusado de caer al suelo fácilmente en los partidos.

Tostão, miembro del equipo ganador de la Copa Mundial de 1970 y uno de los expertos más respetados del país, teme que el jugador pueda meterse en problemas.

"Él sigue quejándose y teniendo rabietas. Existe el riesgo de que obtenga más sanciones", escribió después del juego.

Tostão, sin embargo, también defiende a Neymar.

"Sus reacciones en el campo me preocupan más que cualquier cosa que haga fuera del terreno de juego. Como la mayoría de las celebridades, Neymar disfruta de las ventajas del estrellato. Veo mucha exageración en sus críticas", agregó.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Las reacciones en el campo de Neymar fueron también motivo de preocupación en el pasado.

El problema es que nada de lo que Neymar haga escapa al escrutinio.

Por ejemplo, las lágrimas: psicólogos e incluso expertos en lenguaje corporal tuvieron todo un día en los medios brasileños después del juego de Costa Rica. Todos ellos explicando por qué el jugador lloró.

Incluso el expresidente Luis Inácio Lula da Silva, actualmente encarcelado por cargos de corrupción, intervino en el debate y envió una evaluación por escrito a un programa deportivo brasileño de televisión por cable.

"Las escenas de llanto de Neymar demuestran su estado psicológico", escribió Lula.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado