Mundial de Rusia 2018: cómo Maradona les robó protagonismo a Messi y a la selección de Argentina en el partido contra Nigeria

Maradona durante el partido contra Nigeria Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Maradona ha estado presente en todos los partidos de la albiceleste.

Todo el mundo estaba pendiente de lo que haría el astro argentino Lionel Messi contra Nigeria, pero su brillante actuación sobre el campo terminó siendo opacada por el comportamiento del otrora 10 de la Albiceleste en las gradas.

Nunca ajeno a los titulares de prensa, Diego Armando Maradona acaparó la atención mundial con sus gestos obscenos, expresiones de sufrimiento, celebraciones desmedidas y aparente mal estado de salud.

La victoria de Argentina 2-1 le aseguró la clasificación del equipo sudamericano a octavos de final del Mundial donde se enfrentará a Francia, pero luego del encuentro Maradona seguía siendo noticia.

Y es que el exfutbolista de 57 años, gran protagonista del triunfo argentino en el Mundial de 1986, publicó una foto en las redes sociales mostrando a un equipo médico atendiéndolo en el entretiempo, pero negando que hubiese sido llevado al hospital, como algunos medios habían sugerido.

Según dijo, lo que le pasó es que le dolía la nuca y sufrió "una descompensación".

Además, un video publicado en internet mostró a Maradona con dificultades para levantarse de su asiento al final del partido.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El exastro celebró el segundo gol argentino haciendo gestos obscenos.

Previamente, bailó con una hincha nigeriana y estuvo llorando cuando el marcador estaba 1-1, lo que hubiese resultado en la eliminación de Argentina.

Después del gol de Rojo que le dio el triunfo a la Albiceleste, se le vio festejando con insultos y gestos obscenos.

"Parodia de sí mismo"

"Diego es un tipo de una gran energía y siempre ha sido así", dijo Jon Smith, exagente de Maradona, a la BBC.

"Su problema ahora es que no duerme así que toma pastillas para dormir y si eso se mezcla con otras substancias durante el día, como el alcohol, y eso tiene un efecto sobre él".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Maradona protagonista en el pasado y el presente.

"El disfruta mucho siendo una parodia de sí mismo", agregó Smith.

"Entiendo porqué la gente lo critica, pero en su corazón es una persona cálida y bondadosa".

"Solo espero que un día no haga algo tontamente excesivo. Es la encarnación de vivir la vida a plenitud", dijo Smith.

Han sido muchos los medios argentinos e internacionales que se han hecho eco en las últimas horas del "show" que Maradona protagonizó durante el encuentro de este martes.

De titular en titular

Maradona ya había causado controversia cuando asistió al partido inaugural de Argentina ante Islandia y se fumó un cigarro en un estadio en el que no estaba permitido hacerlo.

También provocó polémica al supuestamente hacer un gesto racista hacia algunos aficionados surcoreanos que lo llamaron por su nombre.

Y en la derrota 3-0 ante Croacia lloró en la zona VIP antes de reprender a la Asociación del Fútbol Argentino y exigir una reunión con los jugadores. No está claro si se llevó a cabo, pero es poco probable que Messi hubiese recibido el encuentro con mucho entusiasmo.

Iconos mellizos

A Messi se le recuerda constantemente el hecho de que Maradona ganó el Mundial con Argentina en 1986 y que lo mejor que ha hecho él es llegar hasta la final en el torneo de 2014.

Pero la animosidad entre los dos tiene raíces más personales.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Los dos iconos del fútbol argentino no siempre han tenido una relación armoniosa.

La relación de Messi con el exjugador se agrietó después del Mundial de 2010, cuando Maradona era el técnico, en una campaña que terminó en cuartos de final con una goleada 4-0 a manos de Alemania.

Maradona fue despedido y dio a conocer a la prensa que se sintió defraudado por Messi.

Cuando Messi fue votado como el mejor jugador en el siguiente Mundial, Maradona dijo que fue un galardón "inmerecido".

En una entrevista de 2016 Messi dijo que no había hablado con Maradona desde 2010.

"Él tiene su vida, sus cosas y yo tengo la mía. No hemos hablado. Considerando que no hablamos el uno con el otro, llevo una gran relación con él".

Por lo pronto, muchos hinchas argentinos esperan que el protagonismo de Maradona en Rusia 2018 no se convierta en una distracción antes del crucial partido ante Francia.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado