Rusia 2018: cómo la euforia mundialista podría disparar la natalidad en el país anfitrión (y por qué es una gran noticia)

Hinchas celebran la clasificación rusa Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Según investigaciones, el factor de bienestar que produce un evento deportivo importante a menudo puede conducir a un incremento en los nacimientos.

En Rusia los expertos en población esperan que el Mundial de Fútbol 2018 tenga un impacto positivo en las debilitadas tasas de nacimiento del país y, ese sentido, la inesperada clasificación del anfitrión a cuartos de final del torneo no podría ser una mejor noticia.

Investigaciones realizadas en naciones que fueron anfitrionas de pasados mundiales han mostrado que el factor de bienestar que produce un evento deportivo importante a menudo puede conducir a un incremento en los nacimientos.

Rusia sufrió una drástica disminución en los 1990 después del colapso de la Unión Soviética. Durante esta década el número de muertes excedió el número de nacimientos por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial.

El colapso económico, la disminución en los estándares de vida y el incremento en las tasas de mortalidad contribuyeron al problema.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Algunos eventos deportivos han sido vinculados a explosiones en la natalidad.
Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption ¿Un trofeo con poderes afrodisíacos?

Los expertos advierten que si estas tendencias no se revierten la población puede disminuir a 111 millones de personas para el 2050.

El asunto preocupa al Kremlin y el presidente Vladimir Putin ha lanzado una serie de reformas para alentar a los rusos a tener más hijos.

¿Puede el fútbol ayudar realmente?

En Reino Unido, se publicaron diversos informes que indicaron que Inglaterra experimentó un incremento en los nacimientos después de ser anfitriona y ganar el Mundial de 1966.

En Alemania hubo un aumento de casi el 15% en los nacimientos después de haber organizado el torneo en 2006.

"Para mucha gente, el entusiasmo que se sintió (durante los partidos) duró y se empleó de otras maneras después del pitazo final", declaró el obstetra Rolf Kliche a los medios alemanes en ese momento.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los hospitales rusos se preparan para marzo 2019.

En Brasil, donde la nación anfitriona terminó el Mundial de Fútbol 2014 humillada por Alemania 7-1 en la semifinal, también hubo una explosión de la natalidad.

La Oficina de Estadísticas de Brasil registró un incremento del 7 % en el número de bebés nacidos en marzo de 2015, comparado con el año anterior.

"Generación Iniesta"

Los efectos positivos del fútbol sobre las tasas de nacimiento no están confinados a los grandes torneos.

En 2013, un estudio en la Revista Médica Británica acuñó el término "Generación Iniesta" para explicar otra explosión de natalidad que siguió al gol que anotó el jugador de España y del Barcelona Andrés Iniesta el 6 de mayo de 2009.

Fue una jugada milagrosa de último minuto contra el Chelsea en Londres, que colocó a los catalanes en la final de la Liga de Campeones de la Uefa.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Iniesta, "padre" de miles después de su gol en 2009.

El estudio analizó nacimientos en hospitales en el centro de Cataluña y mostró que, en febrero de 2010, nueve meses después del gol de Iniesta, éstos se incrementaron un 16%, frente a la tendencia decreciente en el país.

Entonces en España, las tasas de nacimiento disminuyeron debido a los extensamente documentados problemas económicos del país.

Humor italiano

La relación entre el fútbol y las tasas de nacimiento también es bien conocida en Italia.

A principios de este año en la Liga de Campeones, el Roma protagonizó una increíble recuperación frente al Barcelona gracias a un gol en tiempo de descuento.

La cuenta de Twitter del Roma súbitamente se llenó de anuncios de productos para bebé del club.

"Quizás venderemos varios de éstos dentro de nueve meses", decía un tuit.

Islandia "en llamas"

Islandia también se benefició con un solo partido.

En junio de 2016, el país más pequeño que ha calificado a un Mundial consiguió una impresionante victoria y eliminó a Inglaterra de la Eurocopa 2016.

Se calcula que 27.000 islandeses, casi el 10% de la población del país, asistieron al torneo.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption ¿Fue esta bebé islandesa una "hija de la Eurocopa 2016"?

Nueve meses más tarde, los medios locales informaron de un número sin precedentes de nuevos nacimientos.

¿Boom ruso?

El anfitrión de este año, Rusia, llegó al Mundial con la más baja clasificación del Mundial 2018.

Sin embargo, ya antes de su derrotar a España en octavos de final, el equipo habíasuperado todas las expectativas.

Y las caras sonrientes y felices de la gente en los pueblos y ciudades rusas son una evidencia del bienestar que bien podría dar a las autoridades rusas algo que celebrar en los próximos meses.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado