Copa Oro: México (con suerte) es campeón ante un Estados Unidos que se cansó de fallar

Jonathan dos Santos celebra su gol Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Jonathan dos Santos fue el héroe de México.

Ya que el fútbol se gana con goles y no solo con merecimientos, México se llevó el trofeo de la Copa Oro tras vencer a Estados Unidos 1-0 la noche de este domingo.

Y es que a lo largo del partido los estadounidenses tuvieron la oportunidad de irse al frente en el marcador hasta por 3-0, pero milagrosamente para los mexicanos la pelota no entró.

En cambio, un gol de Jonathan dos Santos al minuto 73 fue suficiente para quedarse con el título de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe (Concacaf).

El tanto fue producto de una gran jugada en la que Raúl Jiménez recibió el balón y de taquito se la dejó a Dos Santos para que pusiera la pelota casi en el ángulo.

Un gol de similar manufactura al que su hermano Giovani dos Santos hizo en 2011 para darle al Tri en esa ocasión el título de la Copa Oro, también ante Estados Unidos.

Al igual que en esa ocasión, una de las más memorables del torneo en los últimos años, el grito de gol en Chicago fue ensordecedor.

La suerte mexicana

Un aficionado en el estadio Soldier Field de Chicago, donde México fue "local" en territorio estadounidense, hizo la seña de "silencio" a los estadounidenses en la tribuna tras la anotación de Dos Santos.

Pero en esta ocasión más bien los mexicanos debieron estar agradecidos de que el conjunto estadounidense no haya goleado al Tri.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El estadio Soldier Field estuvo abarrotado de mexicanos en Chicago, una ciudad con una gran comunidad de ese país.

Primero, Jozy Altidor tuvo una de las grandes oportunidades al quedar solo frente al arquero Guillermo Ochoa, pero el delantero estadounidense cruzó demasiado el balón que se fue rozando el poste derecho.

Luego Paul Arriola sacó a Ochoa de su arco y con un gran remate de media vuelta cruzó el balón que todo el Soldier Field vio escurrirse lentamente hacia el palo izquierdo, pero se fue apenas desviado.

El mexicano Andrés Guardado se vistió de héroe al sacar un remate de cabeza que iba a gol apenas en la línea, una jugada que los estadounidenses reclamaban sin razón como gol.

El equipo mexicano tuvo en la fortuna lo que le faltó de fútbol en el primer tiempo. O los estadounidenses pagaron caro su falta de precisión.

Al final, México se lleva su título número 8 de la Copa Oro invicto, con 16 goles a favor y solo 4 en contra.

Un premio para el "gigante" de Concacaf, que tuvo la suerte de su lado e hizo el gol. Así se gana en el fútbol.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado