Indignación por revelaciones de Agassi

Los dos mejores jugadores del circuito de tenis masculino, Roger Federer y Rafael Nadal, expresaron su molestia por la admisión del estadounidense André Agassi de haber consumido metanfetamina en 1997 y de haberle mentido a la ATP tras un control antidopaje positivo.

Image caption La revelación de Agassi sacudió al mundo del tenis.

"Me parece fatal", dijo el español Nadal este jueves.

¡Participe! ¿Cae un ídolo?

"¿Por qué dice eso ahora, porque está retirado?", se preguntó el número dos del mundo.

"Es una forma de hacerle daño al deporte sin ningún sentido (...) Creo que tenemos un deporte limpio y yo soy el primero que lo quiere (...) Los tramposos tienen que ser sancionados y, si Agassi fue un tramposo en su día, tenía que haber sido sancionado", señaló.

También el suizo Federer dijo estar "decepcionado y espero que no haya más casos como éste en el futuro (...) nuestro deporte debe permanecer limpio".

"Fue impactante cuando escuché la noticia", agregó el número uno del mundo.

"Es mi ídolo"

Agassi, ex número uno del mundo y ganador de ocho títulos de Grand Slam reconoció en su autobiografía Open que consumió la droga sintética metanfetamina, que se conoce como "Cristal", y que después mintió a las autoridades del Circuito Profesional de Tenis (ATP, por sus siglas en inglés) para evitar ser castigado.

El ex jugador es considerado una leyenda en el tenis mundial, ya que también es uno de los seis jugadores de la historia que ganó los cuatro Grand Slam.

Para tenistas como el estadounidense Andy Roddick, Agassi sigue siendo su héroe.

"Andre es y siempre será mi ídolo. Lo juzgaré por cómo me ha tratado y cómo ha cambiado el mundo para mejor", escribió Roddick en su página de Twitter.

Por su parte, la tenista estadounidense Venus Williams declaró que "su libro probablemente se va a vender. Me parece muy interesante, por decir lo menos".

Polémica

El diario The New York Times destacó la capacidad que tuvo Agassi de recuperarse de su oscuro período y disfrutar de un final exitoso de su carrera.

Aunque se preguntó si todo podría todo esto haber sido diferente sin el indulto a Agassi en el panel de dopaje, en referencia a los cinco títulos de Grand Slam que ganó después de 1997.

La ATP había decidido en ese entonces cerrar el caso y no exponerlo públicamente, dada la popularidad del carismático jugador.

Aunque su confesión reabre un debate sobre la transparencia de este deporte y cuestiona a quienes triunfan en él.

"No cabe duda de que muchos sospecharán de Nadal, Federer o cualquiera que haya ganado", dijo el especialista de deportes de BBC Mundo, José Miguel Pinochet.

"Agassi ya es pasado y su admisión parece que busca más un golpe publicitario que un cambio en la estructura del tenis. Seguramente no afectará lo que logró deportivamente con la raqueta, pero no se puede decir lo mismo de su imagen".

Para Pinochet, los más perjudicados con el libro de Agassi serán los tenistas:"Siempre se ha sospechado que hay y ha habido dopaje en el circuito profesional. Incluso, Agassi fue cuestionado en varias ocasiones. Pero nunca se había conocido un caso de esta magnitud".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.