Mi primer mundial... Víctor Cáceres

Paraguay se ha convertido en la tercera potencia del fútbol sudamericano, tomando en cuenta su regularidad en el ámbito internacional en los últimos quince años.

Sudáfrica 2010 será su cuarto mundial consecutivo, pero a diferencia de las experiencias anteriores, cuando basó su juego en la solidez defensiva de un portero excepcional como José Luis Chilavert y la pareja de centrales formada por Celso Ayala y Carlos Gamarra, la fortaleza de la nueva albirroja se encuentra en la zona de ataque.

De la mano del técnico argentino Gerardo Martino, Paraguay lideró cómodamente la primera ronda de las eliminatorias sudamericanas, venciendo en el camino a Argentina y Brasil.

Junto a figuras consagradas como Roque Santa Cruz y Nelson Haedo Valdez, ha surgido un grupo de jóvenes futbolistas que ha contribuido a este cambio en la imagen del fútbol paraguayo. Uno de ellos es Víctor Cáceres.

El mediocampista del club Libertad conversó con Margarita Rodríguez, de BBC Mundo, sobre sus expectativas antes de saltar a la cancha por primera vez en una Copa del Mundo.

¿Siempre soñaste con ser futbolista?

Image caption Paraguay sorprendió en las eliminatorias al vencer a Argentina y Brasil.

Sí, siempre soñé con ser futbolista.

¿Cuáles son los primeros recuerdos que tienes de un Mundial? ¿Cuántos años tenías?

Si, me acuerdo del Mundial del 98, ya entendía bastante. La verdad es que nunca pensé en llegar a jugar un mundial y creo que, hoy en día, tengo una buena oportunidad de poder participar.

¿Recuerdas algún partido en específico, alguna jugada, un momento que te impactó? Esa imagen que más recuerdas…

El recuerdo más bonito fue ese Mundial del 98, en Francia. Creo que fue muy lindo. Me fijaba muchísimo en Paraguay porque creo que ese año hizo un gran mundial, uno de los mejores.

¿Quién fue o es tu futbolista favorito, tu ídolo?

Admiraba muchísimo a Carlos Humberto Paredes. También a Patrick Vieira.

¿Soñaste en jugar en un Mundial? ¿Puedes recordar ese sueño?

Siempre lo veía muy lejano. Creo que gracias al sacrificio que hicieron mis padres y a mi sacrificio también creo que hoy en día tengo la oportunidad de poder ir.

Ahora que tienes la oportunidad ¿Cómo crees que será?

Bueno yo sueño que sea un mundial muy lindo donde pueda participar en todos los juegos, hacer grandes partidos. Creo que nada más, hacer bien eso que es con lo que sueño. El estar en la lista de los 23 ya es un orgullo, un honor, y si te toca estar afuera o en la banca también es muy lindo, porque estar en un mundial no le pasa a todos.

Los futbolistas están sometidos a enormes cargas de presión cuando juegan por sus clubes, pero ahora representan a su país. ¿Cómo es lidiar con esa responsabilidad cuando todo el mundo los está observando?

La verdad que bastante bien, con mucho honor. Ojala, sí me toca jugar en este mundial, pueda hacer un gran papel y representar de la mejor manera a mi país.

Ustedes además de ser futbolistas, también son aficionados al fútbol. En este sentido, ¿hay alguien que quieras conocer, algún jugador, alguna leyenda del balón?

Admiro a muchísimos futbolistas, creo que al que más he admirado ha sido a Kaká, que es un gran jugador y ya me tocó jugar con él. Me gustaría algún día llegar a cambiar su camiseta o entablar una conversación con él

Image caption Cáceres es uno de los jugadores más versátiles de Paraguay.

¿Has estado en África antes? Qué piensas de la primera Copa del Mundo en África?

Me fui a jugar un amistoso contra la selección de Sudáfrica, creo que hace un año y medio de eso, y en ese momento todavía el país se estaba preparando y no había muchas cosas por ahí. Si me toca ir, creo que me encontraría algo mucho más lindo, eso seguro.

(El Mundial 2010) es algo muy bueno. Creo que la gente va a apoyar bastante por ser el primer mundial en África y hay que darles también a ellos la oportunidad para poder estar en estos eventos.

¿Qué llevaras en tu maleta al Mundial?

Lo que nunca falta es mi virgencita de Caacupé que siempre me acompaña a todos lados.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.