Mundial Sudáfrica 2010: "Honduras no es la selección que fuimos"

Fans de la selección de Honduras
Image caption Hace 28 años, en el Mundial de España 82, Honduras se enfrentó a España, y también perdió.

Honduras tuvo dos capitanes en el partido de este lunes contra España. Uno en el campo, Amado Guevara, y otro en las gradas, Ramón "Primitivo" Maradiaga.

Uno tenía la responsabilidad de aguantar el envite español, el otro estaba ahí para recordar que hace 28 años Los Catrachos sí le plantaron cara a La Roja ibérica.

Entonces era el partido inaugural de un mundial de fútbol que España ofrecía en casa. En aquella oportunidad fue Honduras la que abrió el marcador con un golazo de Héctor "Pecho de Aguila" Zelaya.

En el encuentro de este mundial Sudáfrica 2010, los españoles se desquitaron. Marcaron dos tantos a la portería de Noel Valladares y pulverizaron todas las esperanzas de los hondureños de anotar.

Desde la tribuna, la mirada inquisitiva de Primitivo seguía cada jugada, cada pase de balón, cada gol en contra.

Ex capitán que seguía dirigiendo

No se movía. Con los brazos cruzados, un movimiento casual de cabeza, de reprobación, indicaba que el ex capitán seguía dirigiendo a su equipo.

Pero lo hacía desde el anonimato, porque ni siquiera la camisa de Los Catrachos llevaba. Lo único que lo delataba era una bolsa de tela del azul de su selección.

El primer gol del español David Villa en el minuto 17 lo recibió sentado, hundido en una ola humana de celebraciones, y con los brazos cruzados.

"Esta selección de Honduras no es la que fuimos nosotros", le confiesa a BBC Mundo. "Éramos un mejor equipo y le jugamos a España de igual a igual. Sin escondernos".

"Esto es como el gato y el ratón", agrega este hombre cuyo enfrentamiento España-Honduras le hizo revivir los fantasmas del pasado.

"(En el 82) pudimos haberles ganado". Y lo hicieron durante los primeros 65 minutos de aquel juego. Un sueño del que los despertó el extremo izquierdo español Roberto López Ufarte con un penalti bien cobrado.

España: de ritmo a técnica

Para el capitan de las gradas, la España a la que ellos se enfrentaron es muy distinta a la que tuvieron que medirse en esta oportunidad los hermanos Palacios.

Image caption El ex delantero de la selección de Honduras en el mundial de 1982 dijo que España "no está para ganar".

"Aquella era un equipo de vértigo, de ritmo, con la pasión de jugar en casa", explica. "Esta es una España más pausada, más técnica".

Primitivo hace una pausa, sonríe con picardía, y dice despacio "los pusimos a trastabillar".

Las vueltas de la vida, esta vez fueron los hondureños quienes trastabillaron, quienes bailaron al ritmo de Gerard Piqué, Xabi Alonso y David Villa.

Fernando "El Azulejo" Bulnes, otro futbolista de aquella selección hondureña del 82, también estuvo presente en el encuentro de este lunes.

Recuerdos de España 82

Él sí está como aficionado, aunque debajo de sus capas de abrigos para compatir el invierno sudafricano tiene la camisa que llevaba en aquel partido inaugural de España 82.

"Este equipo (hondureño) no tiene carácter. Nosotros a los nueve minutos abrimos el marcador. Estábamos tocando la pelota", le cuenta a BBC Mundo. "En cambio a este le falta sangre en las venas".

Para Bulnes esto de ser afición es algo nuevo. "No me quedan uñas. Ahora me doy cuenta de la responsabilidad que tenemos los futbolistas con nuestros seguidores".

Pero "El Azulejo" tiene la conciencia tranquila "nosotros sí le respondimos a nuestro país".

"Mira esto", y señala a la escuadra hondureña en el campo. "Son muy lentos, nosotros éramos más rápidos. A mí me parece que España está haciendo un entrenamiento con nosotros".

"Podríamos haber ganado"

Dos puestos más allá, está Héctor Zelaya. El entonces delantero coincide con sus ex compañeros de equipo. "Tenía más expectativas con la selección".

No obstante, el autor de aquel gol que le aguó la inauguración a España en el 82 también tiene críticas para La Roja de Vicente Del Bosque.

"No están para ganar", le dice a BBC Mundo con convencimiento. "Nosotros podríamos haber ganado a España. En este partido no ha habido entrega y los españoles están jugando a medio vapor".

Sin embargo, "Pecho de Águila" y "El Azulejo" estuvieron esta noche para disfrutar ser público. No se sentaron junto a su capitán, quien prefirió la soledad de la multitud para analizar cada movimiento del juego.

"Primitivo" ya disfrutó hace casi tres décadas. "Recuerdo que entonces salí al campo y lo que quería era ver al Rey de España, después disfruté del partido y me dediqué a hacer mis túneles".

El capitán de las gradas no está seguro si la Honduras actual salió al campo a disfrutar. "Tampoco salió a ganar".

Contenido relacionado