EE.UU. creará "banco tóxico"

Timothy Geithner
Image caption Según Geithner, el plan podrá evitar una recesión más larga si los inversionistas toman riesgos.

El gobierno estadounidense presentó un nuevo plan para sanear a la banca de este país absorbiendo los llamados "activos tóxicos" (principalmente préstamos de mala calidad) en sus balances financieros y así reestablecer el flujo de crédito.

El plan, diseñado por el secretario del Tesoro Timothy Geithner, busca quitar a la banca alrededor de US$ 1 billón en "activos tóxicos" mediante el llamado Programa de Inversión Público-Privado.

La mañana del lunes, en un encuentro con la prensa sin cámaras ni grabadoras, Geithner explicó que el Tesoro aportará hasta US$ 100.000 millones, que se sumarán a lo que añade el sector privado, para comprar la cartera de baja calidad en poder de los bancos.

El dinero público para el "banco tóxico" saldrá del Programa de Alivio para Activos en Problemas que aprobó el Congreso, que cuenta con US$ 700.000 millones.

Mientras que para atraer los capitales privados la Reserva Federal ofrecerá créditos preferenciales a las empresas como incentivo por su participación.

Cartera "tóxica"

Image caption Esa cartera "tóxica" la conforman en su mayoría hipotecas.

Esa cartera "tóxica" la conforman en su mayoría hipotecas que fueron emitidas usando garantías que con la caída de los mercados de bienes raíces hoy tienen un valor menor y por tanto no cubren los préstamos otorgados lo que coloca a las instituciones en posición precaria.

El valor de la cartera de mala calidad será sometida a un proceso de subasta en la que se determinará el precio a pagar.

Según dijo Geithner a los periodistas con quienes se reunió en su oficina el lunes (inclyuendo a BBC Mundo), la manera de medir el éxito del programa se basará en tres puntos: la posibilidad que tengan los ciudadanos de contratar préstamos, el interés al que sean contratados y el aumento del valor de los bienes.

En cuanto a la "cartera tóxica", los cálculos, y la esperanza, del gobierno de Barack Obama, es que a partir del 2010 con el pronosticado repunte de la economía esos bienes dejen de ser poco atractivos y eventualmente den réditos a quienes los hayan adquirido.

Ni nacionalizaron, ni quiebra

Con este "banco tóxico" el gobierno estaría buscando una solución intermedia a las opciones que tiene frente al eventual estallido de una crisis bancaria, aseguró a BBC Mundo el economista Isaac Cohen, ex director de la Oficina de Naciones Unidas para la Economía en América Latina y el Caribe, CEPAL.

"Una opción era nacionalizar y que el gobierno asumiera el control de los bancos. La otra era dejar que los bancos quebraran como aconsejan los defensores del libre mercado quienes aseguran que si los bancos trabajaron mal deben sufrir las consecuencias y no merecen ser rescatados", afirmó Cohen.

Aunque para Cohen todavía hacen falta detalles y un poco de tiempo para evaluar las bondades del plan presentado por el Banco del Tesoro, "al menos hay un plan en el camino con el que trabajar".

Los mercados bursátiles parecen estar dando un respaldo inicial al anuncio oficial y empezaron el lunes con ganancias cercanas al $5 en las primeras transacciones.

Se espera que Obama haga anuncios adicionales en los próximos días y particularmente la noche del martes cuando ofrecerá una rueda de prensa, "en horario estelar" como la ha venido promocionando la Casa Blanca como para dar idea de la importancia de lo que puede estar por decir el mandatario.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.