México quiere evitar otro "tequilazo"

Felipe Calderón
Image caption Calderón dio algunos detalles de la solicitud de crédito durante su visita a Londres.

El jefe del Banco de México, Guillermo Ortiz, confirmó este miércoles que el gobierno solicitará al Fondo Monetario Internacional (FMI) una línea de financiamiento contingente que asciende a US$47.000 millones.

Horas antes el presidente Felipe Calderón había adelantado en Londres detalles de esta línea de crédito que tendrá vigencia de un año.

Según Ortiz, la solicitud de dinero fresco forma parte de las llamadas políticas contracíclicas para hacer frente a la crisis financiera mundial.

En un comunicado conjunto entre la Secretaría de Hacienda y el Banco de México se detalla que la "línea constituirá una muestra de confianza respecto del marco actual de la política económica de nuestro país".

Buscando confianza

Ortiz también aseveró que lo que se busca es recuperar de manera más rápida la confianza de los consumidores, de las empresas y además reactivar la inversión y la generación de empleos.

Según fuentes del FMI la línea de crédito no tendría condiciones una vez sea aprobada, por lo que podría ser usada por el gobierno mexicano a discreción.

Lea: México vs. la crisis económica

Analistas del mundo financiero mexicano destacan que es la primera vez que el gobierno de ese país solicita una línea de crédito al FMI desde 1995, cuando México experimentó el llamado "tequilazo".

Tal como indica el periodista de BBC Mundo, Alfredo Ochoa, "el tequilazo" fue provocado por la falta de reservas internacionales, lo que originó una repentina devaluación del peso mexicano, algo que justamente se está tratando de evitar en estos momentos de contracción económica global.

Ochoa destaca que la actual caída abrupta de las exportaciones mexicanas a su principal mercado, EE.UU., unida al descenso de los precios del petróleo, han encendido la luz roja en las instituciones que elaboran la política económica de México.

Durante "el tequilazo" México recibió de Estados Unidos unos US$20.000 millones. Luego, al país le fueron otorgados otros US$30.000 millones, de los cuales US$17.000 millones provinieron del FMI.

El jefe del Banco Central de México aseguró este miércoles que los fondos servirán justamente para apoyar las reservas internacionales debido a que el órgano emisor ha estado utilizando las reservas para contener el debilitamiento del peso.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.