El FMI apaga los destellos de esperanza

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha revelado que la crisis global actual será particularmente larga y severa.

Image caption El análisis del FMI le aguó la fiesta a Barack Obama.

Esta afirmación del FMI está basada en las conclusiones de dos de los capítulos de su próximo Panorama Económico Mundial, que se publicará la semana entrante.

El informe completo verá la luz al tiempo que se celebrará en Washington la reunión primaveral del organismo.

El FMI ya había pronosticado que la economía global se contraería hasta un 1%, algo que no sucedía desde la Segunda Guerra Mundial.

Su análisis cae como un balde de agua fría luego de que en los últimos días los titulares económicos auguraran que la recuperación estaba en ciernes.

El martes, por ejemplo, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, insinuó que había motivos de esperanza para la economía de su país.

Y sin embargo, el FMI le arruinó la fiesta este jueves.

Dos factores

En base al análisis de recesiones pasadas, y su comparación con la vigente, el organismo afirma que la salida de la crisis llevará un buen tiempo, debido a la combinación de dos factores:

Por un lado, se trata de una profunda crisis financiera, enraizada en el otorgamiento insensato de créditos en Estados Unidos, que coincide con la lentificación sincronizada de las otras economías desarrolladas.

Las recesiones vinculadas a crisis financieras, dice el FMI, son particularmente difíciles de superar, puesto que conllevan una caída de la demanda.

Como si fuera poco, el hecho de que otras economías fuertes se hayan deteriorado a la vez torna poco probable que alguna levante cabeza.

El FMI envía con este informe una señal pesimista que opaca la noticia de que JP Morgan Chase, uno de los mayores bancos estadounidenses, ha percibido ganancias inesperadas y tiene pensado amortizar su deuda con el gobierno, que lo rescató de en medio de la tormenta.

Lea: "JP Morgan reporta ganancias inesperadas"

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.