Señales positivas de Bank of America

Bank of America
Image caption Los ingresos del banco se incrementaron por sus compras de Merril Lynch y Countrywide.

Bank of America registró ingresos de US$4.200 millones en el primer trimestre de 2009 - mucho más elevado de lo previsto por los analistas - dando leves esperanzas de una mejoría en el sector bancario.

Comparado a los US$1.200 millones del mismo período el año anterior, el mayor banco de Estados Unidos presenta un desempeño financiero que es notable.

La recesión en EE.UU. tiene sus raíces en el sector financiero, así que la noticia positiva de Bank of America es señal de que la crisis se está nivelando.

La semana pasada el banco rival Citigroup informó de su primera ganancia trimestral neta en casi dos años.

Los resultados de Citi se dieron poco después de los ingresos positivos reportados por Wells Fargo, Goldman Sachs y JP Morgan.

Además, un sondeo de economistas que trabajan en la banca encontró que aunque las ventas, el empleo y los ingresos continúan en declive, la caída se ha moderado. También se informa que el acceso al crédito se ha relajado.

Salida tentativa

Sin embargo, el corresponsal de asuntos económicos de la BBC en Washington, Andrew Walker, dice que las señales de una salida inminente de la crisis son muy tentativas.

Por una parte, los resultados de Bank of America estuvieron inflados por sus compras de las instituciones bancarias Merrill Lynch - que añadió US$3.700 millones en ingresos netos - y Countrywide - que impulsó el área hipotecaria.

La institución tuvo que reservar US$13.380 millones para cubrir pérdidas crediticias, comparado a US$8.540 millones del trimestre anterior.

Nuestro corresponsal dice que el 45% de la firmas encuestadas en el sondeo todavía tienen un problema con el acceso al crédito y coinciden en que el giro en la economía todavía no ha sucedido.

Casi 80% de los encuestados expresa que sus clientes han sentido los efectos adversos de las condiciones del crédito y los riesgos para los bancos siguen existiendo.

Para rematar, los precios de los inmuebles siguen cayendo y el desempleo va en aumento, lo que augura más pérdidas en hipotecas y préstamos para las firmas que compran propiedades comerciales.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.