Crisis económica: ¿pasó lo peor?

Corredor de bolsa aliviado
Image caption Se registraron fuertes ganancias en abril.

Los mercados de valores de la mayoría de los países del mundo registraron significativas ganancias el mes pasado, despertando la esperanza de que la economía global está en recuperación.

Los principales índices en Nueva York, Londres y Tokio aumentaron entre 7% y 9% durante el mes de abril.

Los inversores parecen estar respondiendo a señales que, aunque desperdigadas, parecen respaldar la opinión de que el declive en la actividad económica está bajando de ritmo.

Ese ha sido el punto de vista que ha estado surgiendo tanto en los mercados como en organizaciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI).

No obstante, el analista económico de la BBC, Jamie Robertson, se pregunta si la situación está realmente mejor.

Siento ser quien agua el ambiente festivo generalizado de los mercados pero hay un viejo adagio que aconseja vender en mayo e irse: "venda en mayo y no vuelva".

Image caption Lo que ocurre en las bolsas no concuerda con lo que predicen los economistas.

Quienes lo hagan, pueden llevarse algunas ganancias, asumiendo que escaparon las consecuencias de los 18 meses de mercado a la baja que precedieron esta primavera boreal.

Desde principios de marzo ha habido una ganancia del 26% en el índice Dow Jones, 21% en el FTSE y 25% en el Nikkei.

A algunos de los mercados emergentes también les ha ido mejor: Brasil subió un 31% y Rusia 36%.

Fundamentalmente, los mercados están reaccionando ante una serie de resultados corporativos que realmente no fueron tan negativos: Citigroup, por ejemplo, tuvo un primer cuarto casi la mitad de malo de lo que los analistas temían.

JP Morgan Chase, Goldman Sachs y Wells Fargo también impresionaron a los inversores.

En el Reino Unido, los bancos Barclays y el Royal Bank of Scotland fueron los que mejor se desempañaron en el FTSE el mes pasado.

Nadie esperaba que las compañías petrolíferas fueran a mantener su racha de ganancias trimestrales cada vez más altas y este mes la caída del precio del crudo finalmente las golpeó duro.

Las ganancias de BP cayeron en un 62%, mientras que Shell y Exxon perdieron un 58%.

Desaceleración global

Las noticias macroeconómicas siguen siendo depresivas, aunque los mercados se aferren al único indicio positivo en las cifras de producción industrial que surgieron de Japón en seis meses como una excusa para propulsar al índice Nikkei un 4% en una sola sesión.

Lo mismo ocurre en Estados Unidos: mientras que el PIB muestra que la economía se está contrayendo a casi exactamente el mismo ritmo que antes de Navidad, los inversores se inspiraron con una pequeña alza del 2% en el gasto del consumidor.

En Alemania una encuesta mostró que la confianza del consumidor era sorprendentemente fuerte, y ha habido algunos esperanzadores -aunque inconclusos- señales de vida en los mercados inmobiliarios del Reino Unido y EE.UU.

Las acciones japonesas, que habían sufrido bastante con el colapso del comercio mundial, están experimentando una suerte de rebote que parece independiente del clima económico.

"Es como si los inversores de repente estuvierann entendiendo la realidad", dijo Sejeiro Takeshita, estrategista y director de Mizuho International.

"Las utilidades anuales están mostrando unas cifras sorpresivamente buenas. Honda, por ejemplo, dijo este mes que estará en negro (con ganancias) en 2010, y las compañías de repuestos de automóviles también predicen buenos beneficios", añadió.

Economía china

Image caption Las acciones japonesas han estado al alza gracias al optimismo.

Lo que subyace tras ese optimismo en Asia es el aumento de interés en la economía china.

El mercado de Shangai tuvo un mes modesto, con un alza de un poco más de 4%, pero los economistas se han tornado en poetas para hablar de su fortuna.

Goldman Sachs dijo a mediados del mes que "China ya está en el sendero hacia la recuperación" y la agencia calificadora Moody's declaró: "China llegó al final el túnel".

Takeshita cree que su recuperación impulsará el crecimiento japonés.

"Ése es el factor más importante para Japón. China es el socio comercial directo más grande y un renacer en químicos, acero y otros materiales básicos sería enormemente beneficioso para los exportadores japoneses".

Riesgos

Hay mucho que se puede descarrilar todavía.

Image caption Las acciones en ciudades como Praga no reflejan la preocupación del FMI.

Aún no se ha sentido el golpe completo del desempleo creciente. Pocos economistas anticipan que esas cifras se empiecen a nivelar antes del fin del próximo año.

Los bancos en EE.UU. todavía no han pasado los exámenes que les puso el gobierno y el crédito sigue fluyendo con la rapidez de un caracol.

Ciertamente parece haber un desfase entre lo que los mercados están diciendo y lo que los analistas predicen.

No hay que mirar más lejos que Europa oriental, por ejemplo.

Según el más reciente informe del FMI, el país al que le está yendo mejor es Polonia, cuyo PIB cayó un 0,7% este año. La República Checa se contraerá en un 3,5% en 2009; Hungría también, este año y el próximo, y el PIB de Bulgaria bajará un 2%.

Entonces, ¿cómo le fue a sus respectivos mercados de valores en abril, el mes en el que ese informe se publicó?

Polonia está al alza un 20,7%; la República Checa, un 17,5%; Hungría, 16,3%; y, superando a todos, Bulgaria, con un 28%.

Quizás el FMI se equivocó. Quizás los mercados están jugando al largo plazo. O quizás es verdad que mayo es un buen mes para dejar todo e irse.

Contenido relacionado