El arte de hacer dinero

Moneyfest
Image caption La cantidad de gente que se acercó al festival sorprendió incluso a sus organizadores.

Antes de que se abrieran las puertas para registrarse, a las siete de la mañana, la fila ya daba toda la vuelta a la manzana.

Con la promesa de "enseñar los secretos para hacer dinero en estos tiempos de crisis económica", los organizadores del primer Moneyfest (algo así como festival del dinero, en español) sabían que lograrían atraer la atención del público en un país golpeado por la recesión.

Unas 7.000 personas participaron en este evento de un día, que tuvo lugar en un hotel de Manhattan, con la esperanza de aprender a desarrollar su potencial para ganar dinero y convertirse en empresarios.

Algunos vinieron de Connecticut, Nueva Jersey, otros de Nueva York o Filadelfia. Son estudiantes, desempleados, jubilados que han perdido sus pensiones, amas de casa, gente de diferentes razas y edades unidos por un sólo deseo: hacer dinero.

"Mucha gente que ha venido aquí tiene problemas financieros", dice Bill Zanker, fundador y presidente de Learning Annex, la empresa que organizó el evento.

"Nosotros les damos las herramientas para que puedan asumir el control de su situación financiera".

Sin dormir

Zanker mismo se sorprendió de que haya habido tantos interesados.

"Sabíamos que sería popular, pero cuando organizamos la exhibición calculamos que vendrían unas mil personas".

Patricia Jenkins es una trabajadora social que viajó cuatro horas en transporte público para llegar hasta aquí.

"Estaba tan ansiosa que no pude pegar un ojo en toda la noche", me comenta.

Ella y su amigo Peter Rogers vinieron a escuchar -entre otras cosas- la presentación de Susan Orman, una experta en finanzas personales que aparece regularmente en el programa de televisión de Oprah.

"Me encantan sus consejos prácticos", le dice con entusiasmo Rogers a la BBC. "Ella realmente te ayuda a ahorrar dinero".

Preguntas deprimentes

Image caption Donald Trump fue uno de los que dio consejos.

Entre las sesiones más populares están "cómo hacer dinero vendiendo viviendas reposeídas" o "cómo relanzar tu carrera después de los 40" o "cómo hacer que te contraten".

En los pasillos del hotel la gente intercambia tarjetas de negocios. Muchos llevan consigo su currículo.

Media hora antes de que comience la presentación de Orman, la gente comienza a llenar el gran salón de baile, con una capacidad para 5.500 personas.

Orman sube al escenario y recibe aplausos y gritos como si fuera una estrella de rock n' roll.

La experta va directo al grano, preguntándole al público que quiere saber.

Las preguntas son predecibles y deprimentes: "Ya no tengo un fondo de pensión, ¿qué puedo hacer?' o "Perdí mi empleo, ¿cómo consigo otro?".

Orman contesta a uno por uno. El público aplaude, toma notas y fotos. Más tarde llega el turno de Donald Trump, que en 60 minutos les explica el mundo según Donald.

Por todo el mundo

Finalizado el evento, los asistentes comparan sus notas. Unos salen decepcionados, otros con un renovado optimismo.

"Siento que puedo conquistar el mundo", afirma Patricia Jenkins. "Puedo hacer lo que quiera".

El evento es algo así como el sueño americano en acción. Y es posible que muy pronto, el espectáculo llegue a tu ciudad. Según dicen los organizadores, ya han recibido pedidos para llevar a cabo exposiciones similares en otras partes del país, en Europa y también en Australia.

Contenido relacionado