EE.UU.: diez bancos reprobados

El esperado examen a los bancos de Estados Unidos sobre su capacidad de hacer frente a una posible profundización de la recesión mostró que 10 de las 19 principales instituciones del país necesitan una capitalización de unos US$75.000 millones.

Image caption El Bank of America es el mayor reprobado: necesita casi US$34.000 millones.

El análisis -conocido como "prueba de resistencia" (stress test)- fue llevado a cabo por la Reserva Federal (FRF por su siglas en inglés), el banco central estadounidense.

La FED evaluó si las instituciones contaban con suficientes reservas de capital para afrontar pérdidas y mantener el crédito en un escenario de mayor deterioro económico. Por las dudas, el secretario del Tesoro de EE.UU., Timothy Geithner, había anticipado este jueves que ninguno de los bancos analizados estaba en riesgo de insolvencia.

El Bank of America, Morgan Stanley y el Citigroup figuran entre las entidades que no aprobaron el examen. El primero, el más afectado, ya anunció que tratará de incrementar sus reservas en US$33.900 millones.

Todos los bancos reprobados tienen un plazo de un mes para recaudar fondos adicionales. Si no lo consiguen, podrían calificar para recibir ayuda estatal.

El gobierno de Barack Obama adelantó que no permitirá el colapso de ninguna de las instituciones porque sería "muy peligroso" para la economía.

Y explicó que la "prueba de resistencia" se realizó con la esperanza de generar más transparencia en el sistema financiero y restablecer la confianza de los inversores para salir de la recesión.

"En recuperación"

La Reserva Federal interpretó los resultados del análisis, realizado por más de 150 expertos, como una señal de que el sistema financiero "se está recuperando pero aún no ha sanado".

"Lo que se analizó no fue la solvencia de los bancos. Sabíamos que todas la instituciones examinadas cumplían con las regulaciones en cuanto a su capital y que por lo tanto eran viables", dijo Ben Bernanke, presidente de la Fed, en un comunicado.

"Lo que hicimos fue mirar hacia adelante, hacer un ejercicio de 'qué pasaría si'. Nuestra intención es que las entidades estén preparadas en caso de que la economía tenga un desempeño peor que el esperado este año y el próximo".

Los 19 instituciones puestas a prueba representan alrededor de dos terceras partes del capital de todos los bancos estadounidenses.

Incertidumbre

Los mercados esperaron con gran expectativa los resultados de la "prueba de resistencia". Horas antes de que se conocieran, las acciones del Citigroup y el Bank of America registraron un repunte al cierre de las operaciones bursátiles.

Sin embargo, todavía hay mucha incertidumbre en el ambiente financiero.

Según el analista en temas económicos de BBC Mundo, Marcelo Justo, que un banco sea o no solvente dependerá, en último término, de si logra recaudar el capital recomendado por la Reserva Federal.

Si no lo consigue, podría entrar nuevamente en escena el gobierno. Esto es algo que -según los observadores- Obama quiere evitar, porque el paquete de rescate de US$700.000 millones aprobado por el Congreso el año pasado ha generado un amplio rechazo entre la población estadounidense.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.