General Motors: ¿camino a la bancarrota?

Bandera de General Motors
Image caption General Motors ha recibido ya US$15.000 millones en ayuda estatal.

La gigante automotriz General Motors fracasó en su intento de convencer a sus acreedores de su plan de rescate, por lo que podría declararse en bancarrota.

La junta directiva de la mayor compañía automovilística estadounidense evaluará nuevamente sus opciones mediante una reunión que se llevará a cabo este miércoles.

General Motors ofreció el 10% de sus acciones a sus acreedores como pago de una deuda de US$27.000 millones. Según señaló el corresponsal de economía de la BBC en Nueva York, Greg Wood, para lograr un acuerdo, la gigante automotriz requería que el 90% de sus inversionistas estuvieran de acuerdo con su propuesta.

Sin embargo, los acreedores se rehusaron a aceptarla argumentando que la cantidad ofrecida no cubría el monto total de sus inversiones. Tras estas noticias, las acciones de la compañía cayeron en 20.14% al cierre de Wall Street.

Para General Motors era esencial lograr un acuerdo lo antes posible para evitar la bancarrota y proceder con su plan de reestructuración. El gigante de Detroit tiene como fecha límite hasta el 1 de junio para optar por la reestructuración o la bancarrota.

De aquí a la Luna

Alex Ritson, analista de la BBC, explica lo fácil que es entender por qué los acreedores de General Motors no aceptaron acciones de la compañía a cambio de los US$24.000 millones que se les debe.

"Si ponemos US$24.000 millones en billetes, todos juntos, uno donde acaba el otro, podríamos llegar de aquí a la Luna.

"El 10% del valor de la compañia -que es lo que les ofrecieron en acciones- a los precios actuales, no sería más que US$88 millones. Viéndolo en billetes, uno a uno, apenas llegarían de Nueva York a Texas."

Para los acreedores, es difícil pensar que puedan estar en peores condiciones, si la compañia fuera declarada en bacarrota, concluye.

Lucha por Opel

Image caption Opel es la mayor filial europea del gigante automotriz.

Mientras tanto, el grupo automovilístico de origen italiano, Fiat, el fabricante de componentes para automóviles austriaco-canadiense Magna, la empresa belga RHJ International y una de las compañías automovislísticas más importantes de China, Beijing Automotive Industry Corporation (BAIC), se encuentran a la expectativa para saber cuál de sus ofertas será seleccionada para tener una participación en la mayor propiedad de General Motors en Europa, su filial alemana Opel.

Este miércoles Alemania anunciará cuál de las tres compañías ofreció la mejor propuesta.

Según señaló el gobierno alemán, la compañía seleccionada recibirá un préstamo de millones de dólares para sacar a la gigante automotriz de su bache económico.

En un año electoral para Alemania, analistas opinan que es posible que la compañía seleccionada sea aquella que proponga la menor reducción de puestos de trabajo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.