Industriales argentinos contra Venezuela

Hugo Chávez, presidente de Venezuela
Image caption Chávez ha intensificado el proceso de estatización en Venezuela.

La Unión Industrial de Argentina (UIA), que agrupa a las empresas de ese país, divulgó un comunicado en el que pide que "se revise la entrada de Venezuela como miembro pleno del Mercosur".

En el texto, emitido el martes, la UIA justifica la petición sobre la base de que el gobierno del presidente Hugo Chávez ha estatizado "empresas con capital del Mercosur".

El jueves pasado, el mandatario anunció la nacionalización de tres compañías del consorcio argentino Techint. Se trata de Tavsa (Tubos de Acero de Venezuela S.A.), Matesi (Materiales Siderúrgicos S.A.) y Comsigua (Complejo Siderúrgico de Guayana C.A).

Argentina intercederá por Techint

La medida provocó reacciones de repudio no sólo por parte de las principales entidades empresariales de Argentina, sino de organizaciones de los sectores de la construcción, de la banca, del comercio y sindicales, como la Confederación General de Trabajadores.

"En riesgo"

En el comunicado, la UIA pidió abiertamente que se reconsidere la entrada de Venezuela como miembro pleno del Mercosur.

"Atento a las reiteradas acciones que han implicado la estatización de empresas de capitales de origen Mercosur en la República Bolivariana de Venezuela, la Junta Directiva de la Unión Industrial Argentina solicita a las autoridades argentinas rever la decisión de incorporar a Venezuela como miembro pleno de dicho mercado común", afirma el comunicado.

En otro documento, difundido el viernes, la UIA expresó su "profunda preocupación" por los efectos de la medida del gobierno venezolano en empresas argentinas establecidas en Venezuela.

"Es difícil de comprender cómo el gobierno de un país que manifiesta públicamente el carácter estratégico de la vinculación con Argentina y busca estrechar los lazos productivos entre ambas naciones, promoviendo las inversiones y el intercambio comercial, lleva adelante acciones que claramente ponen en riesgo las actividades de una empresa argentina", señala el documento.

¿Dividiendo?

De acuerdo con la UIA, Miraflores pone en riesgo el proceso de integración regional.

La organización de empresarios argentinos también se hizo eco de las declaraciones hechas por Chávez, el martes, en la ciudad brasileña de Salvador: "Estamos en una fase de nacionalización de empresas en el país, menos las brasileñas", dijo el presidente venezolano, quien se reunió con su homólogo brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

Estas palabras fueron hechas públicas de manera no intencional: los periodistas pudieron oírlas cuando, por error de los organizadores, tuvieron acceso a la conversación privada entre los dos mandatarios a través del sistema de auriculares para traducción.

Chávez recibe ayuda de Lula

"Las recientes declaraciones del presidente Hugo Chávez de que las inversiones brasileñas no serán incluidas en el proceso de estatización del gobierno, parecen estimular la división entre los países del bloque", señaló la UIA.

Por su parte, en Buenos Aires, la presidente de Argentina, Cristina Fernández, dijo que cada país es "soberano" para tomar decisiones.

La mandataria indicó que, por gestiones hechas por su gobierno, Techint está siendo resarcida por la nacionalización, llevada a cabo por Venezuela, de una de sus empresas.

"Nos hubiera gustado que los primeros 400 millones de dólares (por la nacionalización de Sidor) que ya cobraron los hubieran depositado en algún banco aquí, en la Argentina", indicó Fernández.

La entrada de Venezuela como miembro pleno del Mercosur fue aprobada por los congresos de Argentina y Uruguay. Están pendientes las decisiones de los parlamentos de Brasil y Paraguay.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.