Crisis de empleo "entre seis y ocho años"

Oficina de empleo en Madrid
Image caption La OIT propone hacer frente a la crisis con un "Pacto Mundial para el Empleo".

La crisis de empleo y de protección social a la que se enfrenta en la actualidad el mundo como consecuencia de la crisis económica podría durar "entre seis y ocho años", advirtió este miércoles el director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Juan Somavia.

Somavia citó el aumento del desempleo, el incremento de la pobreza y las dificultades de las empresas como principales desafíos en el mundo del trabajo.

"Cuando vemos todas estas cosas en conjunto, podemos afirmar que el mundo está frente a una crisis del empleo y la protección social que podría durar de seis a ocho años", señaló el director general de la OIT.

Según Somavia, si bien hay signos de que el declive económico está perdiendo velocidad "sabemos por experiencias anteriores que el empleo logra recuperarse a los niveles anteriores a la crisis sólo después de cinco o seis años en promedio".

"En gran parte va a depender del éxito de las políticas económicas y sociales, de los paquetes de estímulo adoptados por los países y de contar con un sector financiero que funcione", afirmó.

"Pacto mundial"

Somavia propuso a los delegados que participan estos días en Ginebra, Suiza, en la 98ª Conferencia Internacional del Trabajo, hacer frente a la crisis con un "Pacto Mundial para el Empleo".

Éste, aseguró el funcionario de la OIT, podría ayudar a "reducir las tensiones sociales, a proteger a las personas frente al declive económico y, lo más importante, a estimular la demanda agregada y sentar las bases del crecimiento del mañana".

El pacto requeriría que los gobiernos de todo el mundo coloquen el empleo y la protección social como un elemento central de todas las políticas económicas y sociales, dijo Somavia.

El director general de la OIT realizó estás declaraciones un día después de que se conociera que el índice de desempleo en la eurozona se incrementó en abril hasta llegar a su punto más alto desde 1999.

En los 16 países que han adoptado el euro como su moneda oficial el promedio de desempleo subió del 8,9% en marzo al 9,2% en abril.

Según según Mark Sanders, analista económico de la BBC, Austria y Holanda fueron los dos países con índices de desempleos más bajos, mientras Grecia y Rumania las únicas dos naciones que registraron una caída en las cifras de desempleo en comparación con el año pasado.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.