Piden 150 años de cárcel para Madoff

Bernard Madoff, financista estadounidense acusado de fraude.
Image caption La fiscalía sostiene que la condena debe garantizar que Madoff se quede en la cárcel por el resto de sus días.

La fiscalía estadounidense pidió una pena de 150 años de prisión para el financista Bernard Madoff, de 71 años, considerado como el responsable de uno de los mayores fraudes de la historia.

La solicitud se conoció mientras se espera que este lunes se pronuncie la sentencia en una corte federal de Manhattan.

Entre los fundamentos del pedido se señala que el objetivo es garantizar que el condenado se quede en la cárcel por el resto de sus días y que disuada a otros de actuar de la misma manera.

Se estima que antes del veredicto, el juez federal Denny Chin otorgará la palabra a algunas de las víctimas de Madoff y al propio financista, quien ya se declaró culpable de más de una decena de cargos en su contra por fraude, perjurio, blanqueo de dinero y robo.

El peso de la condena

Mientras se espera la sentencia, los abogados arriesgan pronósticos sobre el peso de la condena que le puede tocar a este hombre que está recluido en una cárcel de Manhattan desde el pasado 12 de marzo.

En contraposición con los 150 años pedidos por la fiscalía, el defensa de Madoff solicita una pena de 12 años de cárcel en función de la avanzada edad del financista.

Frente a estas dos posturas, los especialistas creen que podría ser condenado a 20 años o más, lo que equivaldría a una cadena perpetua “de hecho” para una persona de 71 años.

En ámbitos judiciales se estima también que la sentencia puede ser apelada, aunque la resolución de ese recurso podría demorar por lo menos un año.

Bienes cedidos

Antes de que se conozca el pedido de la fiscalía, había tomado estado público la orden judicial que obliga a Madoff a ceder todos los derechos que tenía sobre sus bienes que ascienden US$ 170.000 millones.

Se estima que con la venta de las propiedades se podrá devolver el dinero que perdieron los inversores defraudados.

Entre esos bienes están un apartamento en la ciudad de Nueva York cuyo valor asciende a US$7 millones y una casa en Palm Beach, Florida, que según el periodista de la BBC en Miami, Emilio San Pedro, podría tener un valor de unos US$9 millones. También hay una vivienda en Long Island, Nueva York, de US$3 millones. Las propiedades en Florida, así como las embarcaciones que poseía, ya habían sido confiscadas por la policía federal.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.