La apuesta brasileña de GM

Planta de GM
Image caption La pujante industria automotriz brasileña desafía la crisis global.

La empresa automotriz General Motors (GM) planea invertir más de US$1.000 millones en Brasil para desarrollar dos nuevos modelos de vehículos destinados al mercado sudamericano, en momentos en que la matriz en Estados Unidos trata de resurgir de la bancarrota.

La inversión -que permitirá crear unos 1.000 puestos de trabajo- busca desarrollar una nueva familia de autos Chevrolet, cuyos primeros dos modelos llegarán al mercado en 2012, y para lo que se ampliará la capacidad de producción de la Planta de Gravataí, en el estado de Río Grande Do Sul.

De esta forma GM se convierte en la primera multinacional del sector que desarrolla proyectos de envergadura en la mayor economía latinoamericana desde el comienzo de la crisis económica mundial.

Según Jaime Ardila, presidente de GM para Brasil y el Mercosur, la inversión constituye "un voto de confianza" en una economía que registró un récord de ventas de automóviles en el primer semestre de este año pese a la crisis global.

Récord brasileño

El corresponsal de la BBC en Sao Paulo, Gary Duffy, informa que GM en Brasil es financieramente independiente y que en estos momentos parece encontrarse en mucha mejor forma que la matriz estadounidense.

El mes pasado -explica Duffy- la compañía vendió una cifra récord de vehículos en Brasil debido principalmente a exenciones fiscales aplicadas por el gobierno para estimular la industria automotriz.

En 2008 GM Brasil registró un récord histórico de ventas, con 548.941 vehículos que representaron alrededor de 20% del mercado brasileño de autos, según la compañía.

En un signo de confianza empresarial- añade Duffy- los fabricantes de autos han dicho que 2009 puede ser el mejor año de su historia.

Pero el reto -dice- es preparar las condiciones para que la industria continúe siendo pujante una vez que Brasilia elimine las exenciones de impuestos, que han sido extendidas en dos ocasiones.

La venta de automóviles se vio severamente lesionada al comienzo de la actual crisis financiera, pero gracias a los beneficios impositivos aplicados por el gobierno los precios cayeron y se incrementó la demanda.

Hoy -manfiesta Gary Duffy- el caso brasileño es uno de los ejemplos más exitosos de la industria automotriz a nivel mundial.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.