Bancos repuntan con ganancias inesperadas

Resultados del sector bancario estadounidense en el segundo trimestre del año indican que la mayoría de bancos se está recuperando de la crisis económica, aunque algunos segmentos de sus negocios todavía registran debilidad en un ambiente de recesión.

Image caption Citigroup fue una de las instituciones peor afectadas por la crisis.

Tanto Bank of America como Citigroup anunciaron este viernes ingresos robustos durante el segundo trimestre de 2009.

Los ingresos de Citigroup, una de las entidades más afectadas por la crisis, ascendieron a US$4.280 millones en los últimos tres meses.

Sin embargo, el corresponsal de la BBC en Washington, Paul Wood, explicó que buena parte de esta ganancia inesperada se debió a la venta de la corredora de bolsa Smith Barney.

El banco vendió sus acciones a una empresa conjunta, Morgan Stanley. Sin esa contribución, agrega Word, "Citigroup hubiera registrado pérdidas" por más de US$2.000 millones.

Aún así, varias de sus actividades centrales continúan en problemas. "Nuestro mayor reto sigue siendo los créditos al consumidor", explicó el presidente de la entidad, Vikram Pandit.

"La pérdidas en nuestros negocios al consumidor han estado creciendo durante un tiempo, pero vemos algunas señales positivas de moderación en esa tendencia de pérdidas", agregó.

Menos de lo esperado

El Bank of America anunció que su ganancia neta alcanzó los US$3.200 millones, US$200 millones menos que el año anterior.

Pero la caída fue mucho menor a lo que predecían analistas de Wall Street, gracias a fuertes ganancias en comisiones en operaciones.

No obstante, Woods informó que el banco tuvo que destinar US$13.000 millones para cubrir "malos créditos".

El presidente de la entidad, Kenneth Lewis, advirtió que el banco todavía no estaba fuera de peligro. "Las continuas debilidades en la economía global, el aumento de desempleo y la deteriorada calidad de crédito nos dejan por delante retos difíciles".

Tanto Bank of América como Citigroup recibieron ayudas del gobierno de Estados Unidos.

Walter Tood, analista de Greenwood Capital, dijo que los resultados de ambas entidades eran una especie de "bolsa mixta".

Por un lado, "ambos parecen tener pérdidas crediticias en todas las partes de negocios. La buena noticia es que las ganancias de los bancos son realmente fuertes", explicó.

JPMorgan Chase y Goldman Sachs también superaron todos los pronósticos con fuertes ganancias, aunque éstas derivaron de las operaciones institucionales y del mercado de valores, mientras que los segmentos de consumo siguen mal.

Lea: La "resurrección" de Goldman Sachs

Contenido relacionado