Porsche se queda sin pilotos

Concesionaria de automóviles Porsche
Image caption Porsche ha acumulado una deuda de US$10.000 millones.

Porsche, el fabricante alemán de automóviles deportivos de lujo, anunció este jueves que dos de sus máximos ejecutivos renunciaron debido a la presión del directorio de la compañía.

Se trata del presidente, Wendelin Wiedeking, y del director financiero, Holger Haerter, quienes han sido responsabilizados del aumento del endeudamiento de la firma, lo que le ha causado problemas en su intento de adquirir Volkswagen (VW), la mayor automotriz de Alemania.

Porsche incurrió en enormes deudas al intentar comprar el 51% del paquete accionario de VW.

El alejamiento de Wiedeking y Haerter se conoció luego de que el directorio se reuniera durante la noche y acordara buscar una inyección de capital de más de US$7.000 millones, para lo cual seguirá negociando con un fondo de inversiones de Qatar, en el Golfo Pérsico.

En un comunicado, Porsche dijo que los ahora ex ejecutivos aceptaron dejar la compañía para permitir la puesta en marcha de nuevas medidas estratégicas.

Compañías hermanas

Según el analista económico de la BBC Duncan Bartlett, la relación entre Porsche y VW es muy estrecha, si bien una fabrica automóviles deportivos de alto rendimiento y la otra vehículos familiares.

De hecho -recuerda Bartlett-, las dos empresas fueron fundadas por Ferdinand Porsche en la década de los años 30.

Image caption Wiedeking abandonó la presidencia de la compañía presionado por el directorio.

Sin embargo, en los últimos años ambas firmas han mantenido una pulseada sobre cuál de ellas debía controlar a la otra.

Si bien Porsche es mucho más pequeña que VW, intentó comprar a su empresa hermana.

Pero la movida fracasó luego de que la crisis financiera internacional dejara a Porsche con una deuda de US$10.000 millones.

Según Bartlett, este desastre no sólo les costó los puestos a Wiedeking y Haerter, sino que además cambió la relación de fuerzas entre ambas automotrices: ahora es Porsche la que está expuesta a una posible adquisición por parte de VW.

Los qataríes, que aspiran a invertir en la industria automotriz alemana, han expresado su interés en la compra de ambas firmas.

Sin embargo, están evaluando dónde colocar exactamente sus capitales una vez que Porsche y VW resulevan sus diferencias y acuerden una estrategia de más largo plazo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.