Ni los diamantes dan dividendos

Las ganancias del productor de diamantes más grande del mundo, De Beers, han caído estrepitosamente, en medio de la peor situación económica en décadas.

Image caption De Beers tiene muchas minas de diamantes en Botswana.

En los primeros seis meses de 2009, la firma registró una ganancia de US$3 millones, mientras que en el mismo período de 2008 De Beers obtuvo US$316 millones.

Los diamantes resultaron ser tan vulnerables a la recesión como los productos más perecederos.

Como consecuencia de la baja en la demanda, De Beers ha recortado su producción un 73% en el primer semestre con respecto al año pasado.

De hecho, las minas en Sudáfrica, Canadá, Namibia y Botswana han extendido las vacaciones de sus empleados.

Mientras sean pocos...

La compañía señaló, sin embargo, que la tendencia a la baja ha mermado y espera que el segundo semestre sea mejor.

Y apuntó que, usualmente, la venta de diamantes mejora después de las recesiones, registrándose un "significativo aumento en el precio en cada período de recuperación desde la década del '70".

Por otro lado, De Beers acotó que, si bien los precios han caído, no han habido descubrimientos importantes de diamantes en más de 10 años, un hecho que debería ayudar a mantener los precios.

Además la empresa aseguró que "con las reservas mundiales en su nivel más bajo de todos los tiempos, los diamantes se tornarán más escasos".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.